Letizia ya se olvida del verano y se pone otoñal

El verano ha terminado y Letizia lo ha certificado con el look que ha elegido para las Audiencias en el Palacio de la Zarzuela, donde recibió a una representación de la Asociación Profesional Women`s Network Madrid y a una representación del Hospital Universitario Infantil Niño Jesús.
La Reina ha recurrido a una falda midii de tablas con estampado de flores, de Hugo Boss, que estrenó en noviembre de 2017, y en su momento se podía comprar por 319 €. Pero la prenda tiene su truco, porque la original tenía la cintura en azul, mientras que la de la reina tiene tres tiras en la misma línea cromática de la falda. Lo ha acompañado con un sencillo jersey de punto en azul bebé con botones en las mangas, también de Hugo Boss, de los muchos de ese estilo que tiene en su armario.

Fotos: Rafael López.

No hace falta ya repetir que a Letizia le encanta ir ceñida, sobre todo en la parte de arriba. En Covadonga, en lo que se ha considerado el debut oficial de la princesa de Asturias, lo demostró con su vestido rojo de Carolina Herrera, y en esta ocasión ha vuelto a las prendas que, realmente marcan demasiado. Está delgada y con su perfecta silueta puede permitírselo, pero un poquito más holgada estaría mejor.

Los zapatos eran unos altísimos salones azul eléctrico, de Magrit, que eran un complemento perfecto para el look.