¡¡¡Hola a tod@s!!! Lo primero gracias gracias y gracias a tantos nuevos «animalitos» que han llegado a poblar este bosque. No me puedo olvidar de los que ya pululaban por aquí, muchos y muy buenos, aunque fueran más tímidos a la hora de comentar, con mención especial a los que suelen aportar luz donde hay oscuridad (Patricia es un ejemplo de ello). Habéis enriquecido considerablemente el debate y vuestras opiniones y sugerencias a menudo abren nuevas líneas de interpretación… Pero no nos pongamos sesudos. Vamos al lío…

Letizia

Debut semanal para la Reina Letizia. Muchos os preguntabais qué teníamos al respecto estos días. Os lo diré: un porrón de actos. En Madrid, fuera de la capital e incluso en sábado… No me voy a adelantar, pero vamos a estar muy animaditos. No perdáis el hilo.

Hoy Letizia ha asistido al curso Hambre Cero: Es Posible, dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense, que se celebran en El Escorial. Ha llegado sonriente y ondulada (lo digo por el pelo) y luciendo un estilismo a primera vista agradable, perfecto para la ocasión. Parecía nuevo, pero no. La virtud es que ha logrado conjuntar piezas de otros estilismos con acierto y frescura.

Letizia

Para empezar el centro de todo: la chaqueta jaspeada en blanco y azul, ajustada, con botoncitos dorados y vivos satinados en los bolsillos. Es de Felipe Varela, inconfundible por su estilo clásico y corte atinado. Si os suena, tenéis razón. Estrenó una del mismo tipo en la Misa de Pascua de Palma en abril de 2014. Y es verdad: ¡no es la misma! El tejido sí, pero los degradados no coinciden. ¡O sea que tiene dos chaquetas casi idénticas! Puestas a elegir, me quedo con la de hoy.

Chaqueta-Varela

Misa de Pascua

¿Qué curiosos son nuestros mecanismos a la hora de combinar, no? Entonces prefirió escoger como fondo del atuendo el color negro. Hoy se ha decantado por el blanco. Pero lo mismo. Con un top escotado liso y unos pantalones rectos. Los de esta vez no me parecen nuevos (no son los últimos de Massimo Dutti), y quizás ha recuperado unos que tiene de Hugo Boss o de Adolfo Domínguez. En estos momentos, no acierto a distinguirlos exactamente.

Aunque ya aprieta el calor, esta blazer no parece demasiado abrigada, hecho al que ayudan los tonos marineros. Por lo que creo que hoy no debemos sufrir por su termostato…

Letizia

Otro elemento repetido pero importante han sido sus zapatos de Boss. ¡Por fin ha vuelto a los tacones medianos! Y es que a menudo son los mejores aliados de una chica. Estos salones de charol nude de 7 centímetros de altura resultan elegantes y, sobre todo, ¡cómodos! Además, hemos de recordar que esta altura es máxima tendencia y que no hace falta ir siempre subida a unos estiletos. Y menos para asistir a un curso de la uni

zapatos boss
Los salones de Boss (325 euros), Made in Italy, que combinan con todo y dan un respiro a los pies…

Otros detalles a resaltar: sus pequeños pendientes de estrella de Chanel, que una vez más casi desaparecen entre el peinado; y un maletín negro de piel de Hugo Boss. ¡Otro! No el que lució por primera vez en diciembre de 2014. Este es un modelo para hombre (como bien apuntáis). El maletín es su inseparable compañero en actos y reuniones de tipo ejecutivo. ¡Este post ha requerido de un ojo extremo!

Letizia

En definitiva, me ha gustado la sensación de naturalidad y frescura, pero en el fondo trabajada, bien pensada, no dejada al azar.

Ahora, si sois tan amables, contadme qué pensáis vosotros/vosotras…

Nos vemos mañana…

Letizia
La Reina Letizia se despide de nosotr@s hasta mañana. ¡Nos reencontramos en Pamplona!