La influencer ha recomendado el uso de juguetes eróticos para fortalecer el suelo pélvico y tener una mejor salud sexual.


Verdeliss se acaba de estrenar como imagen de una nueva marca de juguetes sexuales. La ‘instagrammer’, aislada en su piso de 90 metros junto a sus siete hijos, ha publicado un vídeo en el que habla a sus más de 2 millones de seguidores sobre hábitos para mejorar la salud sexual.

En su última aparición en Youtube, la navarra promociona los artículos de una conocida «tienda de juguetes eróticos, productos para la salud sexual». Productos que le han servido para hablar de un «tema que quiero desarrollar» y que «está íntimamente ligado: el suelo pélvico». Según explica, se trata de un asunto aún muy desconocido. «Siento que no se trata con la responsabilidad que merece o no hay suficiente información. Yo he pasado por siete partos, o más bien diría seis partos, siete nacimientos porque uno fue compartido».

Habla con sus hijos de sexualidad «desde la mayor naturalidad»

«Preocuparnos por la salud del suelo pélvico nos concierne en todas las edades, y especialmente si hay factores de riesgo. Preocuparnos por la salud del suelo pélvico es algo que nos concierne a todas las edades. Mujeres, madres, niñas, edad avanzada… Todas debemos cuidar de forma preventiva la salud del suelo pélvico. El deterioro de éste produce efectos indeseables, como la incontinencia urinaria, que afecta a un 50% de las mujeres, o el prolapso. Una de cada dos mujeres que ha dado a luz tendrá un descenso de órganos pélvicos. También se pueden padecer dolores, relaciones sexuales no placenteras», ha advertido.

La de Pamplona considera importante hablar con naturalidad de «los procesos naturales de la mujer y la sexualidad». Por este motivo ella aborda estas cuestiones en familia: «Con mis hijos procuro que lo asuman desde la mayor naturalidad».

«Hay que tener un montón de conciencia sobre el suelo pélvico para que no sea demasiado tarde. Yo os animaría a haceros un autodiagnóstico. Es con algo tan sencillo como introducir dos dedos dentro de la vagina, contraer los músculos y comprobar si sois capaces de abrir los dedos. Si es así, es que hay cierto debilitamiento», ha detallado.

Las ventajas de los ejercicios de Kegel

Uno de los juguetes sexuales que ha recomendado a sus seguidores la exconcursante de ‘GH VIP’ son las bolas chinas. Hacer ejercicio con ellas ayuda para mejorar el tono muscular del suelo pélvico. De manera didáctica, ha enseñado en qué consisten los ejercicios de Kegel, que se realizan contrayendo y destensando voluntariamente los músculos de la vagina y haciendo «en el mismo movimiento que cuando contenemos la orina». Según la manera en las que se hagan dichos ejercicios se puede ganar tono o fuerza muscular.

Además de las bolas chinas, la madre de familia numerosas más famosa de las redes sociales ha recomendado el famoso ‘Satisfyer’. Y es que «los orgasmos ayudan a ayudan a mejorar el tono pélvico porque se producen contracciones muy positivas».

Asimismo, Verdeliss ha abordado en su video cómo utilizar otro tipo de ‘gadgets’ sexuales para mejorar la condición físical, «para prepararte para un embarazo» o «para intensificar las relaciones sexuales». La ‘instagrammer’ es madre de siete hijos y ha tenido seis embarazos, así que sabe mejor que nadie lo importante que es cuidarse, así como romper «tabúes» y eliminar «prejuicios». Una vez más, espera que con su experiencia «ayude a la concienciación».

Aún no se ha podido mudar a la casa de sus sueños

La navarra aún espera poder trasladarse a la casa de sus sueños. Un impresionante chalet modular de estilo vanguardista valorado en más de 600.000 euros. Allí espera mudarse con su prole en cuanto terminen las obras y una vez que termine el excepcional periodo que estamos viviendo. «La edificación ronda aproximadamente los 500 metros cuadrados. Y el precio de cada metro cuadrado oscila entre los 1.000 y 1.200 euros», tal y como ha señalado el arquitecto de la empresa constructora.

La casa cuenta con espacio más que suficiente para que la escritora y profesional de las redes viva con su marido Aritz y sus pequeños: Aimar, Irati, Laia, Julen, las mellizas Eider y Anne y Miren. Sin embargo, su sueño de instalarse en su precioso hogar se han visto truncados por culpa de varios retrasos y desperfectos en los trabajos finales. Hasta que no se solucionen estos problemas tendrá que seguir en su pequeño piso en el centro de Pamplona. «Anda que no hubiera sido más llevadero seguir el “retiro” en nuestra casita nueva», lamentaba recientemente.