La guerra entre Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nájera ‘Colate’ se recrudece. Hace unos días un juez echaba para atrás la solicitud del empresario para que se eliminara de manera “inmediata y urgente los derechos parentales” de la cantante “en lo que respecta a las visitas del niño con ella” por considerar que “está teniendo severos episodios de desequilibrios mentales. Una decisión judicial que Colate ha recurrido.

Ahora es la cantante la que ha decidido contraatacar presentándose en los juzgados para demandar a su exmarido, después de que este hablara para SEMANA. En esta entrevista Colate explicaba que “ella no ha ganado absolutamente nada, el que ha salido beneficiado, al menos en las intenciones, soy yo. El juez ha abierto una investigación acerca de las cosas que yo estoy demandando contra la madre de mi hijo, y fue bastante duro con ella. Yo lo que busco es el bienestar de mi hijo. Creo que el ambiente en el que convive cuando está con su familia materna no parece el más adecuado. Yo siempre digo que vivo en Miami por mi hijo, soy el que más sacrificios estoy haciendo por él y creo que también el único. Es la primera vez que he solicitado que Paulina se someta a un test psicológico”.

Esta situación ha hecho que Paulina Rubio no guante más y explote. El pasado 19 de mayo, la artista presentó en el Juzgado Número 11 de Miami una nueva demanda en el que solicita que el padre “cumpla con el convenio regulador y le prohíban seguir haciendo entrevistas engañosas e inapropiadas”.

En la demanda, a la que ha tenido acceso este medio en exclusiva, la artista arremete duramente contra Colate: “Sus acciones son deplorables. Está tratando de hacer una carrera de difamaciones y menosprecio a su ex mujer a través de su acoso constante. Él tiene la capacidad de cumplir con el acuerdo de conciliación matrimonial y el plan de crianza, pero ha fallado intencionada y deliberadamente”.

El 13 de noviembre de 2014 ambos firmaron la disolución de su matrimonio. En ese documento ambos acordaron que tienen prohibido comentar públicamente el estado de su relación, así como el estado de su relación con el hijo que tienen en común. Algo que según afirma Paulina Rubio en su demanda Colate no está cumpliendo.

Según la artista, su ex no tiene trabajo estable y por eso acude a los medios de comunicación, para hablar de su relación, como detalla en la nueva demanda: “Mientras más difusión y publicidad negativa pueda generar a expensas de su exmujer y el hijo menor, más beneficios financieros obtendrá él”.

Por último, Paulina Rubio solicita al juez que sea Colate quien se haga cargo de todos los gastos de este proceso: “La exesposa ha incurrido en honorarios y costos razonables por tener que preparar esta denuncia, que deben evaluarse contra el exesposo debido a su violación flagrante del convenio regulador firmado por ambas partes”.