La colaboradora de televisión se mudó a su nueva casa a las afueras de Madrid en febrero y ha aprovechado la cuarentena para decorarla al completo. Os mostramos el resultado con fotos del interior y el exterior de la vivienda.


Bibiana Fernández ha pasado la cuarentena en el mejor lugar. Y es que antes de que empezara la crisis del coronavirus en nuestro país, la colaboradora de televisión se instalaba en su nuevo hogar, situado a las afueras de Madrid. La mudanza empezó en febrero y ha aprovechado estos meses de encierro para decorarla poco a poco con todos los muebles que le iban llegando.

Antes de que pudiera instalarse en su nueva casa, Bibiana Fernández había estado viviendo en un apartamento en el centro de Madrid. Sin embargo, a la colaboradora le pedía el cuerpo tranquilidad, por lo que decidía dar un giro e irse a vivir a una casita de una planta las afueras, huyendo del estrés y el bullicio.

Ella misma, orgullosa con su nuevo hogar, no ha parado de compartir imágenes de antes de decorarla y el después. Aunque tiene una sola planta, la vivienda está rodeada por un espectacular jardín con césped y muchos árboles, lo que le permite disfrutar de privacidad e intimidad.

De lo que más orgullosa está Bibiana es del porche exterior que tiene la casa. Con vistas al jardín y a la piscina, la colaboradora puede presumir de poder pasar las tardes o noches de verano en un lugar de ensueño. Además, lo ha decorado con cuidado y mimo para que estar en esta estancia sea de lo más cómodo.

El porche de su nueva casa es su lugar preferido

El porche ha pasado de no tener nada a convertirse en el lugar más compartido de la casa en las redes sociales de Bibiana Fernández. Ahora que llega el veranito, no hay nada mejor que poder disfrutar del exterior de una casa, aunque eso sí, protegiéndose del sol. Para ello, ha colocado unas cortinas blancas que dejan traspasar la luz. Ha puesto, además, un sofá y unas sillas para poder convocar a todos sus amigos y estar así, cómodos. Desde este porche se puede entrar en la casa por un gran ventanal que da directamente al sol. Esto permite que la vivienda tenga una luz espectacular.

Estos días de cuarentena, que estábamos todos obligados a permanecer en casa para evitar los contagios, Bibiana ha aprovechado para decorar la casa. En apenas dos meses, ha conseguido ya darle su toque personal y poner en orden todo lo que tenía que colocar en su interior. No ha dudado en mostrar todos los detalles e incluso nos ha dejado entrar en su dormitorio.

Hace apenas unas horas, recibía en su casa las hamacas que va a poder en el exterior para poder tomar el sol de la manera más cómoda. Ya en plena fase 1 de desescalada en Madrid, Bibiana ya ha podido recibir la visita de grandes amigos, a los que habrá enseñado orgullosa cómo está quedan el que es su hogar.