Jennifer Aniston no está embarazada y nunca lo ha estado. Los rumores son constantes desde hace 20 años y ella se ha hartado de oírlo, desvelando que quizá no ha sido madre porque médicamente le es imposible. Una posibilidad que nadie había tenido en cuenta al anunciar que espera gemelos desde hace varios lustros


Los rumores de embarazo siempre han perseguido a Jennifer Aniston, llegándose a afirmar que ha estado embarazada hasta una docena de veces en las últimas dos décadas. Como es lógico, los rumores no eran ciertos y no hay bebés en su vida, algo que le ha provocado un gran desasosiego, al sentirse presionada por todos para dar un paso con sus distintas parejas para el que no se siente preparada o, simplemente, no había llegado su momento. Ahora, la actriz ha dado un golpe en la mesa para dejar claro que no se siente cómoda ante estas especulaciones “hirientes” y es que nadie sabe qué sucede en su vida realmente para explicar el motivo por el cual no ha decidido convertirse en madre. Una decisión, por otro lado, individual y en la que nadie debería meterse a opinar, aunque parece que esté obligada a dar el paso para contentar a todos.

A sus 52 años, Jennifer Aniston se ha sincerado en conversación con la revista ‘The Hollywood Reporter’ sobre las presiones que ha sufrido a lo largo de su fructífera carrera para que se case o tenga hijos. Todos quieren ver a la actriz vestir de blanco y trayendo bebés al mundo, pero no reparan en que quizá estos importantes pasos no entren en sus planes personales. De hecho, confiesa ahora que estos constantes rumores de que está embarazada le han provocado a lo largo de su vida un gran dolor y desasosiego. Unas especulaciones que le han perturbado emocionalmente al sentir presión a hacer algo que no sabía si quería realizar: “La gente ciertamente se proyecta sobre ti, pero mi trabajo es decir ‘escucha, te mostraré de lo que soy capaz y tú decides si quieres enterarte’. Entonces desapareces tanto como puedas, te diviertes, asumes estas cosas raras, no te importa, te diviertes, recuerdas que tienes un grupo maravilloso de amigos y tu vida es bendecida y hacer lo mejor que puedes”, asegura la intérprete de ‘Friends’.

colageno

La vida sentimental de Jennifer Aniston ha sido ajetreada. De hecho, se ha casado en dos ocasiones, primero con Brad Pitt del año 2000 al 2005, para después volver a vestir de blanco en 2015 con Justin Theroux, aunque su historia de amor terminó en 2017. Pero también ha tenido numerosos novios. Sin embargo, con ninguno de estos hombres ha tenido hijos, a pesar de que los rumores de que estaba embarazada le han perseguido con cierta regularidad durante sus relaciones. Algo que, por supuesto, se lo tomaba de forma muy personal y con gran preocupación.

“Solía tomarlo todo de manera muy personal: los rumores de embarazo y la suposición de ‘oh, ella eligió sobre tener hijos’. Es como decir no tienes ni idea de lo que me pasa personalmente, médicamente, por qué no puedo… ¿puedo tener hijos? No saben nada, y fue realmente doloroso y desagradable”, deja abierta Jennifer Aniston la posibilidad de que si no ha tenido hijos no es precisamente porque no haya querido buscarlos, sino porque una circunstancia médica quizá se lo haya podido impedir. De ser así, se entiende el dolor de la actriz al oír hablar de sus embarazos cuando no son posibles. Un daño gratuito que ha ido haciendo mella en su autoestima y percepción personal.

Ahora las cosas han cambiado. Al menos así lo entiende Jennifer Aniston, que ha visto cómo la cultura del escrutinio ajeno sigue vigente, pero ahora los protagonistas son distintos: “Lo que los tabloides y los medios de comunicación hicieron con la vida de las personas en ese momento, lo está haciendo la gente ahora en las redes sociales. Aunque no he visto un tabloide en mucho tiempo. ¿Todavía estoy esperando gemelos? ¿Voy a ser la madre milagrosa a los 52 años?”, reflexiona la actriz sobre algunos titulares que ha llegado a leer en la prensa estadunidense en los últimos años. “Es casi como si los medios le hubieran entregado la espada a cualquier ‘Joe Schmo’ sentado detrás de una pantalla de computadora para que fuera un troll o para intimidad a la gente en las secciones de comentarios. No sé por qué hay una vena tan cruel en la sociedad”, sentencia la actriz, dolida por cómo se han cebado con ella en los últimos años por no haberse convertido en madre como se esperaba de ella.

Además, Jennifer Aniston habla de la doble moral existente: “Los hombres pueden casarse tantas veces como quieran, pueden casarse con mujeres de entre 20 y 30 años. A las mujeres no se les permite hacer eso. Los hombres en sus 30, por cierto, son muy diferentes de los hombres en sus 40 y sus 50 años. E incluso a finales de los 20, es un mundo completamente nuevo que estoy descubriendo que está vivo y coleando”, bromeaba.