Álex Lequio se pega un homenaje después del tratamiento

El hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio ha estado somentiéndose a un tratamiento y ha celebrado la vuelta a casa dándose un homenaje.

Álex Lequio está viviendo una de sus Navidades más diferentes. Y es que el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio continúa con el tratamiento que comenzó en Nueva York hace unos meses. Esto le obligó a vivir en la Gran Manzana durante unos meses duros, en los que su madre dejó su carrera profesional aparcada para estar junto a él.

Leer más: Ana Obregón se marcha a Pamplona para acompañar a su hijo en su tratamiento

El joven ha tenido que pasar días aislado en la clínica Universitaria de Navarra, pero ha podido pasar la Navidad en casa junto a sus familiares y amigos. De hecho, su madre, Ana Obregón, no dudó en compartir su plan para estas fiestas: «Con mis tres amores de vuelta a casita por Navidad después del tratamiento. Ahora toca el descanso del Guerrero Sonriente. Me falta vida para agradeceros vuestros mensajes de cariño.#animoluchadores #actitud #fuerza #nomakeup #nopelo #enchandal#sinestilismos #conamor«, escribía la actriz junto a una imagen en la que aparecía junto a sus padres y su hijo.

Por su parte, su hijo Álex, que está feliz por poder pasar las fiestas en casa, ha querido darse un homenaje y se ha ido a un bufé para darse un homenaje. «‘Plaquetas’. Si por algún casual de vuestra existencia os veis en la necesidad de aumentar exponencialmente las plaquetas, vuestro alimento, entre otros, es la ‘carne roja’», comenzaba diciendo.

«Hay opciones más saludables pero os aseguro que no están ni la mitad de ricas. Las zanahorias en navidad son pa los hombres de nieve. Así que jálatela, devórala, engúllela… y si es con cara de artimaña hambriento-frustrada -como la mía: mejor •••••••• El hombre sin cejas retransmitiendo desde el paraíso de la comida sin límites, un año mas, un año menos #masbrasa y #masleña #plaquetas#plaquetas #plaquetas @brasaylena_oficial«, escribía divertido.

Álex Lequio ha estado sometiéndose al tratamiento y ha celebrado la vuelta a casa con un homenaje. También pudo disfrutar de una comida con todos sus compañeros de su empresa con una exquisita cena de Navidad: «Gracias a todos los que hacéis de este proyecto un sueño por el que luchamos unidos y felices. Agradecido con el cosmos por todas las personas que os estáis sumando a la lucha. Todas las cenas de navidad desde que empezó este sueño que llamamos Polar hemos triplicado asistencia -año a año. Ya estamos rumbo a los 30 y esto acaba de empezar #PolarOfiMadrid #ElComienzo#MejorNoPodíaSalirEnLaFoto #Fotogénesis#ElHombreSinCejas«.