Mila Ximénez y María Patiño no vivieron su mejor tarde en ‘Sálvame’. Al terminar el programa, arreglaron sus problemas fuera del plató


Mila Ximénez y María Patiño han vivido sus horas más bajas de su relación desde hace unos días. ¿El motivo? Una confusión por parte de Patiño que había creído Mila la había llamado «cobarde», algo que la colaboradora desmintió en ‘Sálvame’. Tras dos tardes complicadas, donde ambas estallaron contra la otra, llegó el momento de reencontrarse en el plató de ‘Sálvame’. La primera en hablar fue María Patiño, quien no ha tardado en romperse al ver cómo su amiga se siente defraudada con ella. «Le he pedido disculpas a Mila», anunciaba, nada más comenzar su discurso. Tras solucionar sus problemas en el plató, se fueron a un bar cercano a las instalaciones de Mediaset a efectuar su reconciliación tomando algo y con un abrazo.

Mila y Patiño vivieron una tarde complicada en ‘Sálvame’

A pesar de vivir una tarde muy complicada dentro del plató, donde Patiño no pudo evitar romper a llorar y aseguró que no deseaba tener ningún conflicto con Mila, después vinieron las reconciliaciones. «Respecto a lo de ayer lo único que le puedo decir a Mila es que me disculpe y que no se hagan las cosas durante el directo. Me molestó que me llamase cobarde y me molestó que diga que tengo una cosa personal con Terelu porque jamás he tenido algo personal con Terelu», decía entre un mar de lágrimas en el mencionado programa. «La quiero mucho, pero nunca me he planteado que pase nada negativo», reconocía, sin poder reprimir el llanto. «Sé que hay cosas que tengo que hacer mejor. En un programa de televisión no se pueden mandar mensajes para desestabilizar a nadie. Siento que siempre por algún lado defraudo a alguien. No tengo nada que reclamarle ni que reprocharle, pero hablaré con ella».

Telecinco

Mila escuchaba con atención las declaraciones de María Patiño. Sentada en otra sala, lloraba a lágrima tendida al ver a su compañera destrozada. «Me rompe verla así, no puedo verla destrozada. La quiero muchísimo. Parece que le reprocho que trabaje. No me compensa verla así», decía. También reconocía que están distanciadas. «Estamos alejadas. Lo único que me preocupa es que esté bien. No me gusta verla así. Pesé que venía más peleona».

Mila Ximénez y María Patiño salieron a tomar algo

Tras la tarde dramática donde tanto Patiño como Mila no pudieron reprimir las lágrimas, ambas quisieron hablar alejadas de los focos y así dejar atrás sus problemas y rencillas. Prueba de ello son las imágenes que os traemos a continuación. Y es que las amigas y colaboradoras de televisión, como hemos dicho anteriormente, acudieron a un conocido bar cerca de Mediaset donde estuvieron tomando algo y terminaron dándose un abrazo a pesar de las restricciones sanitarias que obligan a mantener la distancia de seguridad y a evitar el contacto físico. Ambas no pudieron reprimir sus sentimientos y darse un largo y emotivo abrazo con el que confirman su reconciliación.