El puesto que Meghan Markle nunca habría querido arrebatarle a Lady Di

La revolución que vive la familia real británica por Meghan Markle es algo que no se veía desde la época de Lady Di, quien sería su suegra.

La llegada de Meghan Markle a la familia real británica fue una verdadera revolución. No solo por ser plebeya, estadounidense, actriz, divorciada y de ascendencia afroamericana, sino porque con ella han regresado a la Casa Real aquellos escándalos de los que, antes que ella, era protagonista su suegra, Lady Di.

15¿Tras sus pasos?

En los pocos meses que Meghan Markle lleva formando parte de la familia real británica ya ha demostrado ser una mujer con las ideas muy claras y todo un soplo de aire fresco para una de las monarquías más antiguas y tradicionales de Europa. Aunque intenta seguir el protocolo, lo cierto es que la actriz ha dado mucho de qué hablar.

14Todas las miradas se pusieron en Buckingham

Al igual que pasó cuando Diana de Gales pasó a formar parte del núcleo más íntimo de la reina Isabel II, la llegada de Meghan también ha hecho que todas las miradas se hayan centrado en la institución. Sin quererlo, la mujer del príncipe Harry le ha arrebatado el puesto a Diana de Gales en la categoría más incómoda, la de protagonista de polémicas y escándalos.

13A la reina Isabel no le gustaba ser el centro de todas las miradas

Aunque es una de las mujeres más importantes del mundo y, por ende, una de las más observadas, a la reina Isabel nunca le ha gustado ser el centro de las miradas en lo que se refiere a rumores y polémicas, algo con lo que tuvo que aprender a vivir cuando Diana de Gales se incorporó a su familia.

12Su fallecimiento trajo una de las mayores crisis

Una de las mayores crisis a las que se ha tenido que enfrentar Isabel II tuvo lugar tras el fallecimiento de Lady Di, el 31 de agosto de 1997, cuando se le reprochó a la reina su actitud fría. Al no formar parte de manera oficial de la familia real por estar divorciada del príncipe Carlos, la monarca consideró que era un asunto que se tenía que tratar de manera privada y familiar, algo que no gustó a la sociedad.

11Durante años ha estado todo ‘calmado’

El tiempo consiguió calmar las aguas y, salvo algún escándalo aislado que solía tener como protagonista al príncipe Harry, el nieto más díscolo de Isabel II, la realeza británica pudo vivir unos años muy calmados.

10Meghan le ha quitado el puesto

Sin embargo, la llegada de Meghan volvió a poner a los royals británicos en el punto de mira y es que la mujer que el príncipe Harry eligió para compartir su vida estaba muy lejos de los ‘cánones’ al estar divorciada, haber sido actriz, no tener origen noble y ser mestiza.

9Su incorporación a la familia ha traído muchas polémicas

La mala relación con su padre y sus hermanastros, las grandes cantidades que se ha gastado en ropa, las reformas millonarias de su casa de Frogmore Cottage, la decisión de no posar con su bebé en el hospital… Han sido muchos los momentos y los temas por los que Markle se ha convertido en noticia.

8Tiene su manera de hacer las cosas

A diferencia de Kate Middleton, mucho más discreta, la exactriz no tiene problema en mostrar su carácter, aunque con sutileza, dejando así claro que tiene su propia manera de hacer las cosas, pese a que eso signifique estar ‘en contra’ de la reina. ¿El mejor ejemplo? Cuando expresó su deseo de dar a luz en casa, algo que nunca se ha confirmado.

7No consigue dejar de protagonizar titulares

Pero no solo está en el punto de mira por lo que hace y decide, sino también por su relación con los otros miembros de su familia política. Durante muchos meses los medios británicos aseguraban que tenía una mala relación con su cuñada, Kate Middleton, algo que parece haber terminado.

6¿Un problema para la institución?

Todos estos ‘problemas’ han hecho que la institución haya salido en la prensa más de lo que a la reina le hubiera gustado protagonizando titulares incómodos. 

5Desde el primer momento quisieron apoyarla

Conscientes de que la llegada de Meghan iba a despertar curiosidad, desde el primer momento la familia la estuvo apoyando. Antes incluso de casarse con Harry, la reina la invitó a acompañarla a un viaje oficial, algo que no hizo con Kate hasta que no se dio el ‘sí, quiero’.

422 años después sigue siendo protagonista

Este sábado 31 de agosto se cumplen 22 años del fallecimiento de Lady Di quien, pese a su ausencia, sigue estando muy presente. Mientras que sus hijos han decidido seguir su trabajo más social, sus nueras hacen guiños en su honor con prendas de moda y gestos.

3Siempre muy presente

En aquella época, Diana de Gales sentó muchos precedentes al, por ejemplo, viajar a algunas de las zonas más pobres del mundo y dando visibilidad a los enfermos de VIH. Gracias a su participación en estos trabajos consiguió ayudar a muchas personas.

2Quieren seguir su ejemplo

Kate Middleton todavía no se ha animado a viajar a África, por ejemplo, sí que recordado a la madre de su marido con gestos tan bonitos como este, cuando ‘imitó’ uno de sus looks más simbólicos.

1Seguirán dando de qué hablar

Todavía queda hay Meghan Markle para rato, lo que significa que seguirán existiendo polémicas en torno a su nombre. La americana es consciente de que forma parte de la familia real británica, pero aun así quiere hacer las cosas a su manera, lo que seguramente la volverá a poner en el punto de mira.