Tras la muerte de Isabel II, su primogénito se ha convertido ya en el nuevo rey Carlos III. Este viernes a primera hora, el monarca se ha trasladado desde Balmoral, donde ha fallecido la soberana, hasta Londres. Lo ha hecho acompañado de su esposa, Camilla Parker. Nada más aterrizar en el aeropuerto RAF Northolt, el matrimonio ha sido recibido por algunas autoridades locales. De este lugar han partido en coche hasta el centro de la ciudad, donde el recién estrenado rey se ha dado su primer baño de masas a las puertas del Palacio de Buckingham. Allí «fueron recibidos por miles de simpatizantes reunidos hoy frente al edificio», ha destacado el ‘Daily Mail’. Por primera vez, Carlos ha entrado en contacto directo con sus súbditos en calidad de rey.

carlos de inglaterra
Gtres

«Enormes multitudes vitorearon a la pareja cuando llegaron al palacio», destaca la prensa británica. Para Carlos III se trata de una cita muy especial. Ha esperado 73 años para convertirse en rey. Y este viernes ha llegado su gran día. Visiblemente emocionado, ha estrechado la mano de innumerables miembros del público en medio de gritos de ‘Dios salve al rey’ y aplausos. El pueblo ha tenido acceso directo con el nuevo rey, que se ha mostrado cercano y agradecido ante las muestras de cariño recibidas.

Carlos III se da un baño de masas en su primer día como rey de Inglaterra

La multitud se agolpaba en los alrededores de palacio como hacía años. No todos los días es posible presenciar el primer día en activo de un nuevo rey. La tarde de hoy ha supuesto una oportunidad de oro para la gente que se ha trasladado hasta la residencia oficial del monarca para arroparlo en unas horas que son doblemente emocionantes: de un lado, la alegría por su inminente ascenso al Trono de Inglaterra; por otro, el dolor por la muerte de la matriarca de los Windsor.

carlos de inglaterra
Gtres

La exaltación de los asistentes era tal que ha sonado un improvisado Himno Nacional cuando el Estandarte Real se elevó sobre el Palacio de Buckingham por primera vez en su reinado. «Charles, Charles, Charles» o «Larga vida al rey» gritaban, enfervorecidos. En un discreto segundo plano, Camilla aguardaba tras él, echando un vistazo a la cantidad ingente de flores, velas y dedicatorias que tantas personas anónimas han depositado en memoria de la reina Isabel II.

Esta tarde, el rey se reunirá con la Primera Ministra Liz Truss, antes de pronunciar un discurso televisado a la nación, cuya emisión está prevista para las 18:00 horas. «Incluso en su dolor, su sentido del deber está claro. Ya ha hecho una profunda contribución a través de su trabajo en conservación, educación y diplomacia incasable. Le debemos nuestra lealtad y devoción», ha recalcado la también recién estrenada líder política, quien apenas lleva una semana en su cargo.

El vídeo de su primer discurso como rey, que ha sido grabado ya, ha sido una de sus primeras ‘misiones’ en calidad de rey. Otra de las medidas que ha tomado como Jefe de Estado del Reino Unido ha sido decretar dos semanas de luto oficial por la muerte de su madre. Este se prolongará «desde ahora hasta siete días después del funeral de Isabel II», tal y como ha anunciado. El luto real será seguido por los miembros de la familia real, el personal de la casa real y los representantes de la casa real en funciones oficiales, así como el personal de las tropas comprometidas con las funciones ceremoniales.