Varios miembros de la Familia Real Británica han trasladado su pesar por no poder pasar tiempo con el hijo del príncipe Harry y Meghan Markle.


2020 ha supuesto un año de idas y venidas para la Familia Real Británica. El pasado 8 de enero, los duques de Sussex comunicaron su decisión de dar un paso atrás dentro de la Casa Real y se trasladaron al otro lado del charco para comenzar su nueva vida. En todo este tiempo, Carlos de Inglaterra ha expresado su pesar por no poder estar junto a su nieto, el pequeño Archie Harrison.

GTRES

Carlos de Inglaterra está muy disgustado por no poder ver al hijo del príncipe Harry y Meghan Markle tanto como él querría. Tal y como explica ‘DailyMail’, el hijo de Isabel II ha traslado su pesar a su círculo más cercano y ha expresado su pesar por no poder estar junto a su nieto y perderse así los momentos más importantes de la vida del pequeño.

Sin embargo, no es el único que comparte este sentimiento. Según recoge el medio británico, otros miembros de la familia real, como Isabel II, se muestran tristes y melancólicos a la hora de hablar del hijo de los Sussex, quien cumplirá en los próximos días 18 meses. Una notable ausencia que los royals llevan viviendo del pasado mes de noviembre cuando la exactriz y su marido se marcharon Estados Unidos, siendo Canadá el país en el que se establecieron para pasar la primera Navidad del pequeño. Antes de comunicar su decisión, la pareja sí regresó a Reino Unido para cumplir con sus últimas funciones reales, aunque volvieron sin el pequeño, algo que, en su momento, no sentó bien al resto de la familia.

© Redes sociales

«El príncipe de Gales disfrutaba con sus visitas a Frogmore Cottage para ver a su nieto cuando era más pequeño. Ahora, está muy triste porque no lo ve desde hace tiempo. Se ha perdido gran parte de su crecimiento desde que se lo llevaron a Estos Unidos. Todo el mundo echa de menos a Archie», indica una fuente cercana al hijo de Isabel II.

Ha pasado casi un año desde la última vez que Carlos de Inglaterra pudo coger en brazos a su nieto y disfrutar de pasar tiempo con el pequeño. El próximo heredero al trono tiene que conformarse con poder ver al hijo del príncipe Harry por videollamada, algo que recientemente confesó el príncipe Guillermo en una entrevista con BBC en la que admitieron que durante este tiempo de emergencia sanitaria toda la familia ha estado en permanente contacto virtual.

El pequeño Archie crece alejado del foco mediático

© Redes sociales

Desde que el príncipe Harry y Meghan Markle se marcharan a Estados Unidos, poco o nada se sabe del pequeño Archie. Desde que se hiciera público el embarazo de la pareja, lo cierto es que han hecho todo lo posible por mantener a su hijo al margen y alejado del foco mediático como una medida de protección puesto que mostraron su deseo de que fuera un ciudadano que estuviera alejado de la vida pública.

Cuando tan solo tenía seis meses, la exactriz desveló que su hijo, que ocupa la séptima posición en la línea de sucesión al trono británico,  ya gateaba y tenía dos dientes. Unos meses después, la que fuera protagonista de ‘Suits’ desveló que había empezado a intentar caminar. «Tener a Archie ha cambiado mi vida por completo«, afirmaba con respecto a su maternidad.

La última vez que vimos a Archie Harrison tuvo lugar con motivo del primer cumpleaños del pequeño. El pasado 6 de mayo, el matrimonio publicó un vídeo mientras que le leían ‘Duck! Rabbit!‘, un cuento que parecía entusiasmarle. Sin embargo, los duques de Sussex tomaron la decisión de hacer público el vídeo a través de la ONG Save the Children para recaudar fondos para financiar con ello sus diversos programas solidarios. Un gesto de solidaridad que fue muy aplaudido.

No obstante, a lo largo de estos meses, en sus apariciones públicas (y solidarias) el matrimonio ha hablado abiertamente de su faceta como padres y cómo su pequeño les cambió la vida. Además, el príncipe Harry no dudó en escribir una carta sobre todos los medios que tenía acerca del mundo que le iba a quedar a las nuevas generaciones, entre las que se encontraba su hijo.