Los reyes Carlos Gustavo y Silvia y la princesa Victoria con su marido y sus dos hijos salieron a esquiar por los alrededores de palacio.


Si la familia que esquía unida, se mantiene unida… la realeza sueca tiene cuerda para rato y es el mejor ejemplo. Los Reyes Carlos Gustavo y Silvia quedaron con su hija Victoria y la familia de esta para realizar una escapada con muchas ganas. ¡A la nieve, por fin! El confinamiento y otras vicisitudes habían impedido hasta la fecha poder ir a esquiar, pero ya lo han arreglado. Normalmente se marchaban a su cabaña en Storlien, en Suiza, pero por razones evidentes no han podido viajar fuera de su país. El sustituto perfecto lo han encontrado en el parque del palacio de Drottningholm, que lo tenían más a mano y se encontraba totalmente cubierto de blanco.

Así que pertrechados con sus monos, sus gorros, esquíes y palos, todos juntos se lanzaron a la ‘aventura’. Además de encantarles el deporte, la cita era sobre todo para celebrar su reencuentro. Una oportunidad de estar juntos tras muchos meses separados. Hay que recordar que los reyes estuvieron aislados en otro castillo fuera de Estocolmo. Ahora al menos el monarca ya está vacunados contra la Covid-19, tal y como anunció la Casa Real, lo que les proporciona una mayor tranquilidad. Por otro lado, quisieron lanzar un mensaje de que se puede disfrutar de los deportes de invierno también en ‘casa’ sin saltarse las restricciones de la pandemia.

Gtres.

Carlos Gustavo de Suecia se puso a la cabeza de la expedición, por delante de la princesa Victoria y su marido, Daniel Westling, y sus nietos, Estelle y Oscar, que pronto cumplirán sus 9 y 5 años respectivamente. La reina Silvia de Suecia cerraba el grupo con gran estilo. Para su avanzada edad (él con 74 años y ella con 77), los reyes demuestran encontrarse en una magnífica forma física.

Al igual que la princesa heredera, quien a sus 43 años disfruta de una estabilidad y una felicidad familiar. El año pasado celebró su décimo aniversario de matrimonio con Daniel Westling, fecha que conmemoraron con un romántico posado en los jardines de su residencia. En esta ocasión, la princesa Victoria no necesitaba tanto glamour, aunque llama la atención que se dejase la melena suelta para practicar deporte, cuando además ella no suele quitarse la coleta.

Gtres.

Hace unos días, Victoria inauguró la nueva edición virtual de la Semana de la Moda de Estocolmo, donde estrenó un llamativo collar de H&M. Entonces hacía un llamamiento a la diversidad de las tallas. Ella, que superó la anorexia, sabe de lo que habla. El deporte y la vida sana han conseguido que esté mejor que nunca.

En esta excursión por la nieve se echó en falta al príncipe Carlos Felipe y su esposa, la princesa Sofia, pero se entiende su ausencia, ya que a ella le falta apenas un mes para dar a luz al tercer hijo del matrimonio.