La Reina Letizia es humana y a veces no da en el clavo del estilo. Puede ser por el modelito en sí o por un simple complemento… Estos son todos sus looks fallidos


La Reina Letizia también se equivoca. Sí, al igual que el resto de mortales hay días en los que no da en el clavo con su estilismo. Cada vez son menos, es cierto, pero los hay… Así que, llegados a este punto, es hora de poner el dedo en la llaga y recordar los momentos menos top, los looks fallidos que por una razón u otra no han terminado de cuajar. Aunque se ponga la mejor intención, a veces no se puede ser perfecta.

Este 2021 ha sido el año de la «nueva normalidad». Pasado lo más crudo de la pandemia y el periodo de confinamiento, Letizia pudo retomar su agenda fuera del despacho de La Zarzuela con el mismo ritmo de antes. Eso sí, sin quitarse la mascarilla.

Robert Smith.

En escasas ocasiones hemos podido verla sin ella y hemos de decir que cada vez que lo ha hecho nos ha sorprendido observar un «nuevo» rostro. Quizás es la consecuencia de la costumbre de encuadrar solo su mirada sobre la mascarilla… o más bien la consecuencia de apostar por un maquillaje distinto. El efecto afinador de la nariz, iluminada en la punta, ha sido una de las novedades de este año, aunque no sabemos si nos gusta del todo.

Pero vamos al lío. Entre los modelos del año ha habido tanto estrenos como reciclajes para todos los gustos. La mayoría de los looks de la Reina han tenido una media bastante buena, pero lamentablemente tenemos que señalar algunos traspiés.

Robert Smith.

En ocasiones, el tropezón no se reduce estrictamente a la elección de un diseño poco acertado, sino a la combinación de elementos. Un bolso mal elegido, unos zapatos o unos pendientes inconexos puede arruinar el conjunto entero. Dejarse la melena suelta en un día de viento tampoco es una buena idea (para la bienvenida oficial al presidente de Corea, los bandazos del pelo en su cara fueron una pesadilla). Una mezcla de muchos conceptos de estilo también se suele indigestar, por eso solemos apostar por el «menos es más».

Robert Smith.

A veces incluso un vestido perfecto le ha jugado una mala pasada a la Reina Letizia. Véase arriba, por ejemplo, el glamouroso modelo de Galcon Studio que estrenó para ir a un festival de cine en Mallorca, y cuya abertura al sentarse alcanzaba límites peligrosos para una Reina… Siempre hay que tener en cuenta todas las posibilidades. Eso sí, comprobamos que de piernas y brazos va sobresaliente.

A continuación, os reseñamos todos estos errores de estilo y os explicamos el porqué…