La modelo italiana apenas ha variado su imagen desde que llegó a España a principios de los 90. Solo en los últimos tiempos se ha atrevido a cambiar y no sabemos qué Antonia Dell’Atte elegir


En 1985 protagonizó la primera campaña para Giorgio Armani y desde entonces de se convirtió en su musa. Y fue precisamente su corte de pelo una de la cosas que cautivó al diseñador italiano. Desde hace 35 años Antonia Dell’Atte luce ese corte tan característico, una de sus señas de identidad: «El corte de pelo cambió mi vida. Hace 35 años que lo llevo así. Cuando llegué a España y salí en La máquina de la verdad no sabía que determinada sociedad en España, país que yo amo, tenía un concepto de la mujer italiana a lo Rafaella Carrá, con todo mi respeto. La gente iba a la peluquería con mi foto, ‘quiero el corte de Antonia Dell’Atte’, afirmaba la exmodelo en una entrevista en la revista Vanity Fair.

Quizás ha sido por eso por lo que en todos estos años siempre la hemos visto con ese mismo corte. Su personalidad arrollador, que levanta pasiones en ambos sentidos, sus ojos verdes y su prominente nariz, junto a su pelo corto, son su esencia. Pero algo ha cambiado en los últimos tiempos. Aunque con el mismo corte, Antonia sí que ha decidido dar un giro a su imagen, con un cambio radical de color.

 Antonia Dell’Atte: del castaño al blanco y el azul

Siempre la hemos visto con su pelo castaño oscuro, con algún reflejo caoba, pero con el confinamiento ha aflorado una Dell’Atte desconocida, al más puro estilo Meryl Streep en El diablo viste de Prada. Un pelo platino casi blanco (más que canoso) que ella misma presentó ante sus fans: «Así es la vida.. las estaciones de las edades tiene su encanto a pesar de la edad , ya lo he dicho no es la Apariencia es la Esencia, la esencia de sentir tú edad, como tener 30 / 40 / 50 /60/70.. no es como lo vives Lo IMPORTANTE ES ENTENDER LO QUE ES JUSTO».

Pero no conforme con el platino más sofisticado, la modelo ha dado un giro más, y en lo que parece un homenaje a su amiga Lucía Bosé (fallecida el pasado 23 de marzo) se ha teñido de azul, al más puro estilo «mami blue».
¿Con cuál de las tres imágenes te quedas?

La Antonia Dell’Atte con su imagen de siempre.

La Antonia al más puro estilo  Miranda Priestly (Meryl Streep), en El diablo viste de Prada. 

La Antonia «Mami blue» con su pelo azul.