Las más atrevidas y divertidas tienen en el eyeliner flotante la técnica de maquillaje perfecta, que ya llevan muchas celebrities. Te decimos en qué consiste y cómo se hace


Gigi Hadid fue la primera en experimentar con el eyeliner flotante y tras ella muchas celebrities han lucido el delineado tendencia del momento. «El eyeliner flotante es una técnica creativa muy llamativa pero no nos aporta nada a nivel estético. Es decir, no embellece, ni hace el ojo más grande ni amplía la mirada. Sin embargo, es una técnica muy divertida, para deslumbrar si quieres un look más especial», nos explica la maquilladora Cristina Lobato.

¿Que tipo de eyeliner flotante escoger?

Línea recta: El eyeliner flotante en línea recta es perfecto para ojos que no tienen profundidad y tienen párpados planos, que no tienen mucha dimensión ni una cuenca muy marcada.

eyeliner

Estilo Twiggy: Este tipo es ideal para ojos con más dimensión, con párpado móvil y párpado superior muy definidos. Podemos, además, conectar este eyeliner flotante tipo Twiggy en forma de V con la línea de las pestañas. Favorece tanto a ojos planos como a ojos que tienen mayor dimensión. En ojos pequeños optaremos por este cat eye flotante, conectado a la línea de las pestañas, lo que conseguimos es un aspecto de ojo más alargado y ganamos en longitud en el párpado.

Cat eye flotante: Este tipo favorece a ojos globulosos o redondeados porque conseguimos almendrar el ojo. Lo recomiendo también para ojos que buscan un efecto lifting.

eyeliner

¿Qué color de eyeliner flotante me favorece?

Depende de los gustos personales y la discreción que quieres que tenga el eyeliner flotante. Además, es importante tener en cuenta que dependiendo de la saturación del color va a quedar más o menos discreto.

Ojos marrones o negros: podemos beneficiarnos de toda la gama cromática.
Para los ojos Marrón miel verdosos o verdes: tonos berenjena, rojizos que tiran a granates, rosas…
En los ojos azules: negro, marrón, dorados y rojo.

eyeliner

3 tips para sacarle el máximo partido

Para darle un toque festivo al look en los momentos más especiales, podemos aplicar glitter sobre el eyeliner que hayamos dibujado. Para ello aplicamos un primer de glitter y después, con la ayuda de un pincel fino, ponemos el glitter con mucho cuidado sobre el delineado.

Antes de lanzarte a comprar un eyeliner rojo o granate, si no sabes cómo te vas a sentir de cómoda con la técnica, coge de tu neceser un labial mate fluido de larga duración en color rojo y con un pincel prueba a hacer el delineado. Si te gusta el efecto y deseas un acabado intenso, entonces invierte en un eyeliner de color.

Si no tienes mucha práctica, traza primero el eyeliner flotante con un lápiz color crema o con un corrector de ojeras y un pincel. Recomiendo hacerlo con un pincel fino de eyeliner o un biselado. Una vez que hemos hecho la estructura o la «plantilla» con un color beige, sobre la misma trabajamos con el eyeliner de color.