La joven influencer, modelo y escritora ha dejado claro que el eyeliner se puede llevar del color que una más desee. ¡Y ella es el mejor ejemplo de ello!


Desde hace ya varios meses (si no años), Laura Escanes ha ido conquistando a sus seguidores de Instagram pero también a todo aquel que tenía el privilegio de verla en persona; gracias a su intensa mirada. Y es que, la joven influencer, no conforme con tener los ojos más bonitos de la red social de manera natural, apuesta por remarcarlos de la forma más sutil y acertada a través del eyeliner. La modelo, que fue madre en 2019 junto a Risto Mejide, hace un uso magistral del delineador y consigue alargar el rabillo de sus ojos de la forma más acertada, lo que se conoce como cat eye o maquillaje «ojos de gata». Una técnica que ya tiene más que interiorizada y que usa en su día a día, en sus fotos de la app y en sus directos en Twitch.

Aunque lo normal era verla lucir la raya del ojo en un bonito y finísimo color negro, Laura Escanes ahora se ha atrevido a probar un tono radicalmente distinto: el rosa. La modelo y escritora parece que este año se ha obsesionado con el color del algodón de azúcar y, además de haber teñido su pelo en este tono y de llevarlo en prácticamente todas sus prendas, ahora lo lleva también marcando su mirada. Una original forma de llevar el eyeliner que nos ha conquistado nada más verla y que, sin embargo, es muy sencilla de imitar.

El eyeliner (rosa o negro) que Laura Escanes consigue defender como nadie. 

El maquillaje «ojos de gata» tiene una clara función. Y esa es abrir la mirada y hacerla más sensual y elegante. Algo que Escanes consigue con matrícula de honor y que estamos seguras de que tú también lo lograrás. Para ello solo necesitas un delineador (puede ser en gel, líquido o a modo lápiz), un poco de paciencia y algo de práctica. En primer lugar, debes trazar una fina línea desde el lagrimal hasta el final del párpado superior; y, después, con un buen pulso, alargar esta rayita hasta la línea superior de las pestañas, engrosando la línea superior desde la curvatura del ojo hasta el rabillo,  intentando que ambos ojos queden iguales. Te sugerimos que empieces extendiendo la línea de pestañas superior poco a poco. Así podrás alargarla en caso de que una te haya quedado más corta que la otra..

En negro o rosa, este maquillaje se convertirá en tu mejor aliado en los días más especiales, pero también en los más rutinarios. Para hacértelo todo (aún más) fácil, hemos querido seleccionarte algunos de los eyeliners más conocidos del mercado. Así, somo Laura Escanes, podrás practicar y conquistar a todo el mundo con tu mirada.