Rocío Flores jamás ha escondido que es fan de los retoques. De hecho, hace tan solo unos días se sometió a una reducción de pecho de la que todavía se está recuperando, aunque parece no quedarse quieta y ha vuelto a acudir a expertos estéticos. En esta ocasión se ha puesto en manos de una de sus clínicas de confianza para aumentar el volumen con ácido hialurónico. Un tratamiento que se ha hecho ya en varias ocasiones y del que parece encantarle en resultado y para muestra un botón. A pesar de que la colaboradora de televisión tenía los labios finos, de manera progresiva ha ido aumentando su grosor hasta conseguir el efecto deseado. Sus últimas imágenes demuestran su transformación, por lo que cuando se reincorpore al trabajo llegará nueva y completamente renovada. Ha sido en sus stories junto a una amiga y junto a su hermano mientras disfrutaban del sol cuando con solo vaselina ha mostrado sus nuevos labios.

Rocío Flores
Redes sociales

Los distintos retoques a lo largo de los años

La primera vez que apostó por este retoque fue en septiembre del año 2019. No hizo falta emular a Isabel Pantoja y decir aquello de «todos los focos hacia mi persona», pues sus labios experimentaron un cambio muy llamativo. Tanto el interior como el interior aumentaron su volumen y eso le mejoró la expresión, según doctores estéticos que entonces lo analizaron. El retoque era notorio y a este le han seguido otros como una bichectomía, una rinomodelación sin cirugía, armonización facial, eliminación de arrugas con botox o la última reducción de pecho que tanto deseaba. Solo tiene 25 años, pero en solo unos años ha dado un giro a su imagen que se podría cuantificar en más de 15.000 euros. El antes y el después es más que evidente y ella está más que orgullosa de cómo es en la actualidad, tal y como se demuestra en su perfil de Instagram.

Rocío Flores
Redes sociales

A pesar de que antes de embarcarse en la aventura selvática ella era muy insegura, su pérdida de peso le ayudó a sentirse bien con su físico. «Como me he valorado tan poco y me he querido tan poco… Ahora me encuentro bien conmigo misma. Entonces cuando pasa eso, puede ser que te veas más guapa, pero siempre me he visto normal«, dijo la joven. Gracias a su éxito en redes sociales, muchos de estos retoques son colaboraciones estéticas que cuentan con su imagen y acaban siendo gratuitas para ella, por lo que ambos salen ganando.

Rocío Flores
Gtres

Alimentación y tratamientos estéticos

Todo lo anteriormente mencionado lo combina con una alimentación sana, tratamientos corporales y otros estéticos como, por ejemplo, el microblading para tatuar sus cejas o el invisalign con el que mejora el aspecto de su sonrisa. Fue a su llegada a los platós, en concreto a ‘GH VIP’ como defensora de su padre’, cuando comenzó una evolución física. Pequeños toques, cambio de estilo o incluso de cabello fueron algunos de los aspectos que experimentó, transformación que suele ser noticia dada la repercusión de la influencer.