Si hay un cuerpo que nos deja literalmente boquiabiertas es el de Eva González. Bueno, eso y cada una de las imágenes en las que la vemos presumir de su increíble figura. A sus 41 años de edad, la presentadora sigue sorprendiendo con posados increíbles. Pero, ¿cómo consigue estar en plena forma?

La respuesta es fácil: ejercicios, buena alimentación y tratamientos de belleza para potenciar aún más los buenos resultados. Si hay algo que no nos cansamos de ver en su cuenta personal de redes sociales, son los muchos tratamientos que lleva a cabo para tonificar y moldear sus silueta. Y hay uno en especial que nos ha encantado para elevar y tonifica la musculatura del glúteo. Se trata de una técnica muy avanzada, y la andaluza además lo hace exclusivamente en el Centro Médico Estético Carmen Sarmiento. Hablamos de ‘EMScuplt‘, el más revolucionario procedimiento desarrollado hasta el momento para la remodelación corporal sin cirugía.

Eva González y el tratamiento de belleza que le ayuda a levantar el glúteo

Eva no necesita ningún tratamiento de belleza porque está estupenda, sin embargo, le gusta mucho el ‘EMScuplt’ como os decíamos, un tratamiento que requiere de una maquina especial que contrae los músculos en forma de impulso eléctrico, de manera no invasiva y totalmente indolora, y que se encarga de tonificar y reafirmar un 80% los glúteos. Ella asegura: «Es impresionante lo de esta máquina, de verdad, tenéis que venir a probarla». La técnica se lleva a cabo directamente en una camilla de forma relajada, y no requiere ni de anestesia, ni de periodos de recuperación, lo único que percibirás es una sensación de hormigueo debida a las propias contracciones musculares.

Se dice que los beneficios de esta técnica resaltan en varios niveles: reduce la circunferencia de los muslos y la cintura, actúa sobre la celulitis, reduce un 19 % la grasa, y mejora la piel eliminando las toxinas. De hecho, este tratamiento también es bueno para la salud, ayudando a los que padecen dolores musculares. Por lo tanto, se trata de un tratamiento cuanto menos interesante. En tan solo 4 sesiones de 30 minutos, espaciadas cada dos-tres días, obtendrás unos resultados espectaculares.