Cuando tu piel carece de las vitaminas necesarias empieza a sufrir las consecuencias.


La vitaminas son necesarias para tu piel, es algo incuestionable. Después de una época de confinamiento en casa más todavía. Y una manera muy sencilla de conseguirlas es hacerlo mediante el uso de mascarillas. De hecho, se han convertido en un imprescindible, a la hora de aportar un aporte extra a nuestra piel. Lo hacen de manera específica, según sus necesidades, tanto en casa como en cabina. Algunas son perfectas para emplearlas a diario pero otras están diseñadas para dedicarte un tiempo durante el fin de semana. 

La vitaminas son necesarias para tu piel, es algo incuestionable. Después de una época de confinamiento en casa más todavía.

Para tu ritual diario, emplea una mascarilla con aporte de Vitamina B6

Entre las vitaminas necesarias para tu piel, nos encontramos con la Vitamina B6. Es esencial para el metabolismo de las proteínas y los glóbulos sanguíneos. Fundamental para la producción de anticuerpos y la respuesta inmune del organismo. Su carencia puede provocar dermatitis, inflamación… Si añadimos complejos que posean Vitamina B6 contribuimos a reforzar la síntesis de colágeno y elastina. Y además evitamos la inflamación mientras creamos  un escudo de protección. 

Para el fin de semana, elige una mascarilla que contenga Vitaminas C, A y E

Una buena elección es que incluya entre sus principios activos las Vitaminas C, A y E que contienen la papaya. La unión de las estas tres vitaminas necesarias para tu piel, potencia la renovación celular y mejora su apariencia y elasticidad. Además contiene propiedades antiinflamatorias.

La moringa es otra buena opción porque purifica y protege frente a los agentes derivados de la contaminación. También es muy conocida por sus altos niveles de vitamina C convirtiéndola en un magnífico antioxidante.

Una buena elección es que incluya entre sus principios activos las Vitaminas C, A y E que contienen la papaya.

Cuando la piel necesita regenerarse, busca el caviar rico en vitamina F entre los principios activos 

El caviar se utiliza en cosmética por ser muy rico. En proteínas, aminoácidos esenciales, sales minerales, oligoelementos y, sobre todo, porque contiene numerosas vitaminas: A, B2, B12, F y C. Además regenera y reconstruye la membrana celular de la piel gracias a los fosfolípidos. Gracias a la vitamina F, reduce las rojeces y mejora la luminosidad de la piel. El caviar reafirma, consiguiendo un efecto lifting inmediato, regenera y tonifica… convirtiéndose en el secreto para una piel perfecta a cualquier edad.

Cuando la carencia de la Vitamina D empieza a reflejarse en tu rostro

Emplea una mascarilla que contenga ácido hialurónico y hamamelis. Además de reparar, calman y dan sensación de confort. Mejor si la aplicas en frío. También hidratan y aportan luminosidad las que contienen células madres vegetales ya que nos ayudan a sintetizar el colágeno dañado por la exposición solar y la manteca de karité por ser un regenerador que nutre e hidrata.

Las vitaminas para tu piel son tan necesarias como para el resto del organismo

Cuando la piel es sensible o reactiva o necesitas tratar ojeras oscuras, la Vitamina K es tu mejor aliada

Es muy eficaz para tratar ojeras muy marcadas y oscuras, venitas y capilares porque mejora sensiblemente la circulación sanguínea de la zona. 

Y además, sus propiedades cicatrizantes son magníficas y por eso hay muchos productos y tratamientos cosméticos que la contienen. Ideal para pieles sensibles, reactivas, incluso para tratar dermatitis atópica o para irritaciones solares. Se consigue revitalizar la piel y aportar luminosidad. Descongestiona, calma y alivia el enrojecimiento cutáneo.