La periodista ha probado esta técnica con el objetivo de enmarcar su mirada y olvidarse de maquillar a diario sus cejas. ¡Y está guapísima!


La genética, la edad, la alimentación o simplemente haberlas depilado en exceso en el pasado son factores que pueden hacer que tus cejas se vean finas, tengan calvas e incluso hayan perdido su forma. Es cierto que cada vez hay más cosméticos que ayudan a recuperarlas y que parezcan más gruesas, pero si quieres lucir unas cejas perfectas y olvidarte de maquillarlas a diario, puede que el microblading que ha probado Carme Chaparro sea la solución que estás buscando.

«Ya os conté hace unos días que me había puesto en manos de Silvia González para retocar mis cejas. Siempre había tenido miedo de hacerme algo, porque en general veía resultados muy poco naturales. Yo solo quería algo similar al resultado de peinarme y retocarme un poco la ceja cuando me maquillo, porque además, las cejas son muy importantes para enmarcar la mirada», explicaba la periodista en su cuenta de Instagram.

Lo cierto es que es que esta técnica se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos gracias a que consigue definir y crear cejas pelo a pelo sin que nadie note la diferencia con unas cejas naturales. Y no hablamos solo de aquellos casos en los que la pérdida es parcial o existen calvitas, el microblading también es ideal para todas aquellas que siempre han echado de menos unas cejas bien definidas.

Carme Chaparro prueba el microblading y el cambio en su mirada es espectacular

Básicamente el microblading se basa en introducir moléculas de pigmento en las capas subepidérmicas de la piel de las cejas. A través de unas agujas muy finas se provocan unos pequeños cortes y se va depositando el pigmento pelo a pelo. Es un método de rápida cicatrización que logra dar forma a la cejas, rellenar en aquellos puntos en los que sea necesario y espesarlas. ¿Lo mejor? Los resultados son muy duraderos: «Con esta técnica ya tengo las cejas perfectas dos años, sin necesidad de nada más», confesaba la salmantina a todas sus seguidoras.

Sin efecto secundarios y con resultados muy naturales

El microblading por lo general no produce efectos secundarios, ya que se trabaja a nivel de la epidermis y, por lo tanto, no pueden darse efectos adversos como los que puede producir un tatuaje. Eso sí, es fundamental elegir a un profesional cualificado y asegurarse siempre de que los productos que se van a emplear han pasado los pertinentes controles sanitarios, tal y como ha hecho Carme Chaparro.

La periodista, sin duda, está encantada con su retoque. Y es que ha logrado rejuvenecer su mirada de forma muy sutil. ¿Quieres verla ya? ¡Desliza!