Tomar estas tisanas después de las comidas o entre horas te ayudará a sentirte más ligera y a eliminar toxinas acumuladas


Ya estamos en primavera. Y ahora, que cada vez vemos más cerca la playa, nos entran las prisas por adelgazar y vernos mejor. Tranquila, todavía estas a tiempo de lograr tu objetivo, pero debes ponerte manos a la obra ya. El primer paso es desterrar de tu nevera (y despensa) todos los alimentos ricos en grasa o llenos de calorías vacías, incluidos los refrescos 0%, ya que éstos activan la insulina, lo que provoca hipoglucemia y, a su vez, una mayor tendencia a acumular grasa abdominal. El segundo paso es empezar a moverte. Ya sabes el dicho: «menos plato y más zapato«. Y, el tercer y último paso, alíate con infusiones que te ayuden a eliminar toxinas acumuladas.

Aunque no lo creas, además de favorecer la digestión, hay algunas infusiones que también nos reportan otros grandes beneficios si las incluimos en nuestra dieta diaria. De hecho, hay muchas que son capaces de combatir la retención de líquidos, acelerar el metabolismo y hasta ayudarnos a perder peso en general. Apunta, estas son las más eficaces.

Ortiga

Casi instintivamente, tendemos a alejarnos de esta planta al recordar la urticaria que  produce solo con rozar sus hojas. Si embargo, su tisana está llena de beneficios, dado que gracias a su alto contenido en potasio ayuda a eliminar toxinas. ¿Más? Si tomas dos tazas al día de esta infusión, lograrás poner en marcha tu metabolismo y sentirte más saciada.

Diente de león

Esta planta cuenta con propiedades digestivas y adelgazantes. Pero no solo eso, también sirve para tratar el exceso de ácido úrico, los cálculos renales, limpiar el hígado y controlar los niveles de colesterol. Infusiona una cucharadita de sus hojas y flores en una taza de agua caliente y toma esta tisana dos veces al día. Se puede combinar con ajenjo, genciana y menta (siempre a partes iguales).

Cola de caballo

Es de las infusiones más infalibles. Sus efectos diuréticos (aumenta la micción en un 30% aproximadamente) son muy conocidos, pero esta planta no solo ayuda a perder peso atacando la retención de líquidos, también es especialmente eficaz para combatir la flacidez. Para preparar la infusión, hierve 10 gramos de planta por cada litro de agua. Puedes tomar hasta tres tazas a lo largo del día.

Agracejo

Si el estrés te provoca unas ganas irrefrenables de comer, aquí tienes la solución definitiva que estabas buscando. El agracejo es un buen digestivo natural que además ejerce de sedante gracias a su contenido en laberberina. Combinando el consumo de tisanas (no más de dos al día) con una dieta saludable y equilibrada, verás que la reducción de dulces y grasas se lleva mucho mejor.