El paso de Rocío Flores por ‘Supervivientes 2020’ ha dado mucho que hablar y ha dejado constancia del deseo de la joven por enterrar el hacha de guerra para volver a retomar la relación con su madre, Rocío Carrasco. Los días de la nieta de Rocío Jurado en Cayos Cochinos le ha servido para darse cuenta lo mucho que echa en falta a su progenitora y en muchas ocasiones no ha dudado en lanzarle varios mensajes.

En su última noche en la isla, puesto que los concursantes están de vuelta a España para poder cumplir con la cuarentena impuesta por el Gobierno, los finalistas del reality de aventuras de Telecinco se han enfrentado a la hoguera de los deseos. Es aquí donde la hija de Antonio David Flores no ha podido más y le ha lanzado una última súplica a su madre antes de volver a la capital española.

Ha sido Jorge Javier Vázquez el encargado de anunciar las novedades de ‘Supervivientes’ durante ‘Sábado deluxe’. El presentador ha explicado que «Rocío Flores ha pedido volver a abrazar a su madre«. Tras escuchar estas palabras, Antonio David ha asegurado que se trataba de un deseo muy bonito puesto que salía del corazón y esperaba que el encuentro que tanto espera su hija con su madre se cumpla.

«Ella siempre ha ido con la intención, con el corazón en la mano. Espero que se haga realidad. Hay ciertas cosas que como padre te duelen y de la misma forma te hacen remover ciertas cosas en el estómago. A Rocío le ha tenido que remover cosas de su hija. Ha hablado de ella con respeto, siempre sin hacer daño, sin querer que haya guerras«, indicaba el colaborador de ‘Sálvame’.

El deseo de Ana María Aldón

Por otro lado, en las últimas horas de Ana María Aldón y Rocío Flores en Cayos Cochinos, la mujer de José Ortega Cano animaba a la joven a que tuviera nuevas experiencias. «Ya te tocará ser mamá, darle pecho al niño», decía la concursante mientras que la nieta de Rocío Jurado miraba con cara de desaprobación. Asimismo, la mujer del diestro le insistía en que tenía que aprovechar «el tipín» que había cogido en la isla para casarse y se postulaba para diseñarle el traje de novia.

Rocío Flores echa de menos a su madre

A lo largo de sus tres meses de concurso, Rocío Flores ha pedido por activa y por pasiva un reencuentro con su progenitora. En la gala del pasado jueves, Jorge Javier Vázquez elogiaba a la joven por lo bien que había hablado de su madre, a pesar de las disputas familiares. «Yo si hubiera sido tu madre me hubiera encantado haber visto a una hija hablando así», le ha recordado el presentador. «Me alegra que me digas eso porque es algo que me lleva martirizando todo el concurso. La otra parte debe estar muy satisfecha que con el paso de los años quede un recuerdo así y que quede un puente a la reconciliación», añadía. «¿Te van a servir de algo mis palabras?», quiso saber el de Badalona, quien recordaba que había usado todas sus «mañas» para intentar sonscacarle los motivos de sus siete años de distanciamiento con ella. «Ojalá porque lo he dicho de todo corazón», añadía.

«Yo no soy madre, pero ver a personas echar tanto de mensa sus hijos y las ganas que sienten de verlos y las ganas que tienen de estar con ellos…. Todos los que son padres son unos luchadores», explicaba la joven en la cita de los jueves. Jorge Javier aprovechó para preguntarle por sus planes de convertirse en mamá. «Quiero ser madre pronto. No sé cuándo, pero pronto. Con Manuel con mi pareja, que lo amo con locura. Quiero un niño». Jorge Javier bromeaba: «¿Se llamará Fidel?». Ésta respondía con humor: «No, se llamará Jorge Javier».