Rubén Sánchez no termina de encontrar su lugar en ‘Supervivientes’. No lo hizo con sus compañeros, ahora expulsado tampoco como parásito y esto le ha llevado a enfrentarse incluso con los cámaras que graban su aventura


Rubén Sánchez Montesinos, novio de Enrique del Pozo, había depositado en ‘Supervivientes’ todas sus ilusiones y es que quería romper barreras que supuestamente se ha encontrado a lo largo de su vida como culturista por su condición sexual. Sin embargo, parece que no ha sabido ganarse a sus compañeros y tras pasar por la nominación, ha sido expulsado y ahora sigue en Honduras en calidad de “parásito” de Playa Paraíso, lo que le permite seguir en la aventura en solitario desde el palafito y sin tener que mediar palabra con nadie. Ahora bien, parece que el culturista no ha recibido bien esta condición y no ha dudado en mostrar su enfado, aunque quizá no haya focalizado bien en quién plasmar su mosqueo, al cargar contra los cámaras del concurso y poner en aprietos a la organización hasta el punto de desafiar a ‘Supervivientes’ con una actitud que ha afeado en directo tanta Lara Álvarez como Carlos Sobera en nombre de los trabajadores de la isla.

Este miércoles durante la emisión de ‘Supervivientes: Tierra de Nadie’ Lara Álvarez se ha tenido que poner seria con Rubén Sánchez, al entender que su actitud está fuera de toda lógica al tratarse de un concursante de un reality de televisión: “Lejos de entender en qué consiste el trabajo de nuestros compañeros que son los que hacen posible este programa, Rubén complica mucho los quehaceres de los nuestros”, se quejaba la presentadora desde Honduras. El motivo del enfado del equipo de ‘Supervivientes’ con el novio de Enrique del Pozo viene por cómo éste ha perdido la paciencia y los nervios, pagando el berrinche con los cámaras que tan solo graban lo que hace sin entrometerse en su aventura.

Ruben-Sanchez-supervivientes

Rubén Sánchez ha llegado incluso a tapar el objetivo de la cámara que le grababa porque no estaba conforme con los planos que se iban a captar de él. Su enfado era mayúsculo y no dudó en enzarzarse en una discusión con el profesional gráfico que seguía sus pasos por la noche, mientras comía en plena oscuridad: “Ceno cuando me salga de los cojones, porque si estoy solo, estoy solo. Voy a hacer todo como me salga de la punta de …”, decía muy enfadado, defendiendo que “lo primero es mi vida y mi salud. He visto que mi vida estaba en juego. Hay una supervivencia y quiero volver a España vivo”.

Pero, a la mañana siguiente, el enfado seguía encapotando su mente y siguió increpando a los cámaras y dándoles órdenes sobre cómo hacer su trabajo y qué planos desea que le graben y cuales no le apetece. Así, mientras se adentraba en el agua para pescar algo que llevarse a la boca para no morir de inanición, le recriminó al cámara: “Esto no lo grabas, ¿no? No interesa”, se quejaba mientras se cubría con la ropa para evitar ser grabado, dificultando así la tarea del equipo.

Telecinco

Como decíamos, no solo Lara Álvarez tuvo que llamar la atención de Rubén Sánchez por no acatar con deportividad haber sido el primer expulsado de ‘Supervivientes’ y continuar en el concurso en calidad de parásito de Playa Paraíso. Carlos Sobera, como presentador de la gala de este miércoles, también ha querido afearle su actitud, no tanto por el hecho de tener quejas y hacerlas evidentes de cara al público, sino por haber centrado su ira en los cámaras del programa: “Puede perder los nervios, pero los ha perdido con la persona inadecuada”.

¿Cuántos años se llevan Enrique del Pozo y su novio?

Rubén Sánchez Montesinos, de 40 años, es deportista profesional y se ha presentado al programa como culturista. Mientras tanto, Enrique del Pozo tiene 64 años, por lo que se llevan 24 años de diferencia