La colaboradora ha respondido de manera tajante a su excompañera y amiga, quien ha dicho de ella que es «una traicionera».


Después de unas merecidas vacaciones de verano, Rosa Benito ha regresado al trabajo. Y lo ha hecho con las pilas puestas. En su vuelta a ‘Ya es mediodía’, la tía de Rocío Carrasco ha respondido a las declaraciones que Belén Esteban hizo de ella durante sus días descanso. La de Paracuellos lanzaba una seria advertencia a Sonsoles Ónega sobre la que fuera su compañera y amiga. «Cuidado con Rosa porque cuando no esté en tu programa a ver si lo va a tirar también por tierra como ha hecho con ‘Sálvame'», decía. «Me parece una traicionera. Si tan mal estaba, que se hubiera ido antes».

“Belén Esteban me conoce»

Las palabras de la madrileña han provocado la respuesta de Rosa. «Belén me conoce y sabe perfectamente, ella misma lo ha reconocido, que me tiene cariño, que soy muy buena mujer y que ella sí se fía de mí. Ese día estaría ella mal. Yo también la conozco a ella y nosotras hemos vivido muchas cosas. Me quedo con lo bonito de la gente. Hay que ser positivos. Me quedo con lo bonito de la gente», ha sentenciado en el plató del ‘Fresh’.

Asimismo, le ha dado las gracias a Sonsoles Ónega por dar la cara por ella ante las advertencias de la ex de Jesulín. «Quiero darte las gracias porque la gente que me conoce sabe cómo soy», le recordaba. Tras un periodo fuera de los platós, viene con la mente “limpia y clara». Por eso no desea entrar en polémicas: «Yo no quiero problemas con nadie que el otoño es muy largo”.

Telecinco

En su primer día ante las cámaras postvacacional, Rosa Benito ha reconocido que el ingreso hospitalario de Amador Mohedano les ha llevado a un nuevo acercamiento, tanto que le ha desbloqueado de Whatsapp: «Nos hemos dado cuenta que la salud es lo más importante», confesaba dejando a un lado la polémica que protagonizaron hace unos meses.

Rosa Benito habla del testamento de Rocío Jurado

También ha hablado sobre el comentado testamento de Rocío Jurado. Se ha especulado con la posibilidad de que la tonadillera dejase escritas sus últimas voluntades en un segundo documento, pero ella no tiene conocimiento sobre ello: «No me consta que hubiera ese testamento. Yo estuve en la apertura… A ti te tienen que decir este testamento anula otros anteriores, y eso no se habló. Si no se habló es que no lo había».

«Yo estuve en esa apertura de testamento en la que ella dice cómo quiere que se hagan las cosas. Que yo sepa mi cuñada Gloria no estaba metida… A sus hermanos los ja dejadop como si hubiesen sido sus hijos. Les ha dejado un patrimonio, muy bonito, muy bueno. Cuando ella va a Houston me dice: «Hay algo que me gustaría cambiar. Por desgracia pasó lo que pasó. Y se queda todo así», ha recordado.