«Yo he llegado a tocar fondo. Cuando lo he hecho me he dado cuenta que no podía seguir de esta manera», ha asegurado.


Era el testimonio más esperada, tras dos décadas de silencio Rocío Carrasco ha decidido contar su verdad. Lo ha hecho a través de un docu-reality que lleva el nombre de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ donde se ha desnudado por completo. Rota en lágrimas hablaba de la inexistente relación que mantiene con sus dos hijos, Rocío y David Flores. 

look

«Creo que Rocío piensa que soy una mala madre», ha afirmado.  Entre lágrimas comenzaba desgranando su historia, su versión de los hechos, reconociendo que había contado a muy pocas personas lo que había decidido hacer público ahora. «Se lo he contado a muchos jueces, a muchos equipos psicosociales, pero a gente mía, a muy poca. No me gusta despertar sentimiento de pena».

«Yo he llegado a tocar fondo. Cuando lo he hecho me he dado cuenta que no podía seguir de esta manera», ha afirmado. Muchas veces se ha sentido juzgada y ha escuchado por la calle como la llamaban «mala madre». «Me lo han dicho en medios de comunicación y en programas de televisión y me han hecho sentirme como tal. Demasiadas veces».

look

Ha comenzado atacando al que dice es el principal responsable de su distanciamiento con sus hijos, Antonio David Flores. «Nunca se le ha cuestionado, siempre se ha dado por veraz lo que esta persona ha dicho de mí». Cuando le han preguntado si creía que su hija pensaba de ella que era una mala madre respondía con las siguientes palabras: «Dicen que por sus acciones los conoceréis. Y por sus acciones creo que sí«.

«Voy a hacer que te odien»

«Te los voy a quitar hija de p***», ha contado que le dijo Antonio David en más de una ocasión cuando acudía a su casa a recoger a los niños. «Voy a hacer que te odien. Ellos no tenían edad de mentiras. A Rocío la hacen responsable desde muy pequeña de su hermano, no solo eso, también de lo que le pase al padre. De muchas cosas que ella no tenía por edad. No tenían derecho a perturbar ese mundo y lo hicieron. Cortó el vínculo materno, lo sesgó. A mí me la quitó. Es una persona que ha ido proclamándose de padre modelo, padre maravilloso».

look

Asimismo se ha pronunciado sobre su intento de suicidio. «El 5 de agosto decidí que no quería seguir viviendo. Determino que no puedo, que no quiero volver. Yo ya había hecho todo lo posible porque todo eso cesase y había puesto en conocimiento de quien yo creía que era en manos de la justicia». Se tomó diversas pastillas y acabó en el hospital. Una acción de la que se avergüenza profundamente.

Para muchos ha sido una sorpresa que haya roto su silencio y lo ha haya hecho de esta forma desgarradora. Ella lo argumentaba de la siguiente manera: «Es algo que tengo que hacer. Me lo debo a mí y se lo debo a la gente que me quiere y ha estado conmigo».