«La única persona que sabía dónde estábamos era Amador y el director de una revista», cuenta la hija de Rocío Jurado.


Durante la emisión del segundo episodio del documental de Rocío Carrasco, la hija de Rocío Jurado ha relatado cómo fue su boda con Antonio David Flores, así como su posterior luna de miel. Sobre esto último, la protagonista de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ ha sacado a la palestra la traición que le hizo su tío Amador Mohedano al vender el viaje de novios a una conocida publicación.

Telecinco

Tras la boda, de la que asegura que no fue uno de sus grandes sueños, aunque sí una especie de imposición por parte de sus padres, así como de los padres de Antonio David Flores, Rocío Carrasco explica que se fueron de luna de miel a Islas Mauricio, aunque ellos en un principio no supieron a donde iban. Ante esto, la hija de «La más grande» ha insistido que su tía Amador Mohedano se llevó un beneficio económico de su viaje de novios. 

«Solo sabía Amador donde íbamos, yo iba con mi tío Juan. A mí me encantó pero tampoco lo disfruté. En la habitación, sonó el teléfono y me habló alguien en inglés. No entendía lo que me decía pero sabía quién me hablaba, un fotógrafo amigo de la familia. La única persona que sabía dónde estábamos era Amador y el director de una revista«, comenta.

Tras sentirse traicionada, Rocío Carrasco explica que en su vuelta a España se sentó con su madre para explicarle cómo se sentía, aunque no quiso entrar en detalles. También tuvo una conversación con su tío, tras corroborar una información con una de las personas responsables de la publicación en cuestión. Según explica la madre de Rocío Flores, la charla entre ambos no llegó a buenos términos y tomó la decisión que no iba a permitir que su tío la representara.

Una traición en medio de su primer embarazo

Esta traición por parte de su tío llegó en medio de su primer embarazo, algo que, tal y como ella misma explica, le pasó factura. «Todo esto sucede con una panza enorme, cogí mucho peso. Tenía como una media depresión porque estaba allí metida (en Argentona) y solo comía», recuerda minutos antes de ponerse a llorar al ver algunas imágenes de su primogénita.

Esta confesión llega horas después de que su tío, Amador Mohedano, entrara en directo en ‘Viva la vida’ para dejar claro que no tenía miedo de lo que pudiera contar su sobrina. El exmarido de Rosa Benito insistía en que el documental está orquestado y perfectamente pensado para que los espectadores se olviden de Iker Casillas e Isabel Pantoja.