‘Sálvame’ ha rendido un homenaje a Mila Ximénez que ha llegado a su fin con varios regalos y con tres deseos muy emotivos de Jorge Javier, Kiko Hernández y Belén Esteban.


Los compañeros de Mila Ximénez han querido dedicarle un sentido homenaje. Su muerte ha dejado huérfana a la familia de ‘Sálvame’. Ha dejado un vacío insustituible. Este miércoles, todo el equipo le ha dedicado un especial en su memoria, cargado de testimonios de amigos y seres queridos. Han sido cinco horas de emisión en directo cargadas de emociones en las que los colaboradores han reído y han llorado recordando a su compañera y amiga.

Telecinco

La mejor sorpresa llegaba al final de la tarde. El equipo del espacio destapaba un regalo muy especial para la sevillana: un enorme grafiti con su rostro sobre la pared con el que, a partir de ahora, se dará nombre al set. «A partir de ahora este plató será el Plató Mila Ximénez», decía Jorge Javier Vázquez.

Pero aún quedaban más sorpresas. Los colaboradores, guiados por Jorge Javier, subían a la azotea de las instalaciones de Mediaset. Allí, el cantante Juan Peña cantaba una versión de ‘My Way’ de Frank Sinatra. Emocionada, María Patiño le pedía una nueva canción: ‘Qué no daría yo por empezar de nuevo’, de Rocío Jurado. La gallega no dudaba en bailar al son de la canción de ‘la más grande’. Un final muy televisivo, a la altura de la gran Mila. Un gesto que le hubiera encantado, sin duda.

Los deseos de Jorge Javier, Belén y Kiko Hernández

Pero los regalos de los colegas de la andaluza no quedaban solo en canciones. El detalle final era una espectacular letra «M» realizada con globos de helio que hicieron volar en el cielo del barrio de Fuencarral, donde están ubicados los estudios de Telecinco. Antes de soltar los amarres, Belén Esteban, Kiko Hernández y Jorge Javier -los encargados de sujetar las cuerdas- pedían cada uno un deseo.

«Pido volver a verte. Que nos volvamos a ver pronto», decía el de Badalona. Kiko, por su parte, le deseaba «un buen viaje». La de Paracuellos del Jarama confesaba también su deseo: “Que encuentre su lugar y que cuando nos tengamos que ir, que nos tenga una zona vip especial con Beefeater, con Bombay y con tónica”.

El colofón al homenaje que ‘Sálvame’ ha hecho a Mila no ha podido ser más emotivo. Ni más bonito. El de hoy será un programa que será recordado durante mucho tiempo, en especial para sus protagonistas. Broche de oro VIP para una «eterna Mila» (en palabras de Jorge Javier) que siempre quedará en el recuerdo de todos.