Rosa López revela en ‘Ven a cenar conmigo’: «Soy una fiera en la cama»

Rosa López ha ejercido de anfitriona en 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition', donde ha confesado que le encantaría encontrar el amor.

Rosa López se ha estrenado como anfitriona de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’, donde ha ofrecido un menú vegano a sus invitados. Y donde ha mostrado lo vulnerable que se siente respecto a la respuesta de sus fans y a la manera en que digiere la fama. También ha revelado sus más íntimos secretos como amante.

Las emotivas palabras de David Bisbal a Rosa López

8Desvela el lado oscuro de su profesión como cantante

La cantante ha abierto las puertas de su casa en ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’. Allí no solo ha dado de comer a sus invitados: Aless Gibaja, Rqquel Mosquera y el cantante Francisco. También ha abierto su corazón y ha confesado lo duro que le resulta asimilar a veces la fama. «Es una profesión que como no tengas cuidado y no estés emparanoiada con mantener el equilibrio acabas o por la nubes o por los suelos. Vivo de una manera en la que que venda o no venda discos sé que salgo a la calle y tengo una familia en la calle».

Rosa Lopez explica las razones por las que ha cancelado ‘in extremis’ su participación en ‘Supervivientes’

7Sus dificultades para digerir la fama

Estar en lo más alto de la popularidad no siempre resulta sencillo de asumir. Rosa ha admitido que a veces le cuesta digerirlo en la justa medida. «Es maravilloso que todo el mundo te pida fotos, te diga cosas bonitas, pero es verdad que el límite no puedo ponerlo. Tanto amor hace que los cables se crucen». Por este motivo, acude a un especialista que la ayuda a resolver este tipo de cuestiones.

Rosa López emprende un nuevo camino profesional tras romper su contrato con Universal

6«Me he enamorado locamente y solamente una vez»

Rosa ha reconocido que le encantaría encontrar un amor «de verdad». «Me he enamorado locamente y solamente una vez. Si no hay amor ni te cuidan, ni cuidas». Y ha confesado que siente deseos de dar con su media naranja. Pero necesita ir más allá de una simple atracción sexual. «Me gustaría agarrarme a algo más que una parte baja». También ha admitido que es buena amante: «Soy una fiera en la cama».

Rosa López: ¿quiere ser la siguiente invitada en visitar la Academia de ‘OT 2018’?

5«Perdí la virginidad a los 21 años»

Y, aunque se desenvuelve bien entre las sábanas, su incursión en materia sexual fue tardía. «Perdí mi virginidad a los 21 años. Lo sabe toda España».

Las confesiones de Rosa López sobre sus problemas con las dietas

4Fracasa con su cena vegana

El menú vegano que ofreció Rosa López fue un auténtico fracaso. Sus platos no satisficieron el selecto paladar de sus invitados. Aunque no logró enamorarlos con sus dotes para la cocina, la artista lo tomó con resignación. «Pensaba que iba a gustar mucho, a pesar de ser sencillo». Raquel Mosquera, amable y muy agradecida por el esfuerzo de la granadina, fue la única que halagó sus recetas. Dijo, incluso, «estoy pensando en convertirme en ‘vagana». 

Raquel Mosquera recuerda sus días de amor con Pedro Carrasco en ‘Ven a cenar conmigo’

3La anécdota con Bustamante en la Academia de ‘OT’ que nunca había revelado

Como era de esperar, los invitados preguntaron a Rosa por su paso por la Academia de ‘Operación Triunfo’. «¿Hubo edredoning?», le preguntó Laura Matamoros. «Creo que no», contestó Rosa, que terminó contando una anécdota que no conocíamos de su paso por el concurso. «Una noche me entraron ganas de ir al baño como a las cuatro de la mañana». Cuando bajó a «hacer pis», resulta que David Bustamante estaba en el servicio «y me vio el potorrín. ¡Y en aquella época yo no sabía lo que era la depilación!».

2Su relación con sus excompañeros de ‘OT’

Rosa también contó lo bien que se lleva y lo mucho que quiere a sus excompañeros de ‘OT’, con los que tiene un grupo de WhatsApp. Aunque no reveló quienes forman parte de ese chat…

1Así vivió el ‘boom’ posterior a su triunfo en ‘OT’

Rosa se alzó como ganadora de la primera edición de ‘Operación Triunfo’ en 2002. Fue la favorita del público, por delante de su compañero David Bisbal, que quedó finalista. Nunca imaginó el éxito que le esperaba fuera de la Academia. «Aquello fue increíble. Sentía mucho amor y mucha presión».