Mila Ximénez se rompe tras su problema con Belén Esteban: «No soy de su confianza»

Tras decir que la boda de Belén Esteban y el dilema del 'topo' le importaban "una mierda", Mila Ximénez se ha derrumbado en 'Sálvame": "Parece que soy el demonio de Tasmania".

A Mila Ximénez se le ha hecho un poco cuesta arriba la semana post-boda de Belén Esteban. Llegó a decir que el enlace de su compañera y el dilema con el ‘topo’ le importaban «una mierda». Un comentario tras el cual tendrá una conversación con la madrileña.

8«No soy una persona de confianza de Belén»

Ayer hice un comentario no con ira. Dije que estoy triste y dolida. Hablé con Belén y me ha dicho que tenemos una conversación pendiente. Me he dado cuenta de que no soy una persona de confianza de Belén».

7El porqué de la desconfianza de Belén

A Mila le da la impresión de que le han puesto «un cebo que parece que yo me estoy comiendo a Belén». Sobre la supuesta desconfianza de Belén hacia ella, ha explicado: «Pienso que no comparte conmigo ciertas cosas porque piensa que yo pueda usar esta información. A veces la he tenido esta sensación».

6«Belén no se ha enfadado conmigo»

«Los que estamos aquí nos llevamos los zasca. Yo lo que hago es perder dinero. No he ido a ningún programa ni he hecho nada en la revista donde colaboro. Y encima el cebo es Mila, la que se queda en su casa, sin cobrar. ¡Ya! ¡Ya está bien!». Mila ha dejado claro que, a pesar de los comentarios que ha hecho sobre su compañera, «he hablado con ella y no se ha enfadado conmigo».

5«Parece que soy el demonio de Tasmania»

Mila, rota en llanto, cree que es mejor mantenerse al margen de ciertos comentarios. «Parece que soy el demonio de Tasmania. Estoy agotada de que habla todo el mundo de la boda… Ahora, perfil bajo y ya está».

4«Estoy cansada»

Con la voz rota, y sin poder reprimir las lágrimas, Mila confesó no poder más. «Estoy cansada. La temporada has sido muy larga y estoy cansada».

3Una colaboradora sin pelos en la lengua

2Habla alto y claro

1Su último rifirrafe, con Lydia Lozano