Michael Robinson revela que padece un melanoma «malo que no tiene cura»

Michael Robinson ha elegido el programa de ‘La SER’, donde actualmente colabora, para anunciar que está en tratamiento de un cáncer que no tiene cura.

El exfutbolista y comentarista deportivo, Michael Robinson, ha revelado en el programa ‘La Ventana’ de la cadena SER que padece un melanoma incurable. El cáncer avanzado con metástasis ha sido un duro golpe para el comunicador británico.

5Carles Francino, el encargado en dar la noticia

El locutor Carles Francino abría la mañana con la terrible noticia: «Le he estado dando algunas vueltas a cómo comenzar el programa porque no me resulta nada sencillo», dijo introduciendo el tema, donde al final de su argumento lleno de palabras esquivas, se pronunció: «Mi amigo, nuestro amigo Michael Robinson tiene cáncer, ya lo he soltado», dijo seriamente, dando la palabra a Michael Robinson que dio más detalles.

4Robinson elige la SER

‘La Ventana’ ha sido el espacio elegido por el comentarista británico para dar la noticia de su enfermedad, programa donde colabora. El exfutbolista entró en los detalles sobre cómo se lo revelaron, unas palabras duras que en el momento no se creyó: «Me dieron unas noticias tremendas: ‘Michael, tienes cáncer, uno malo que no tiene cura», comentó, unas palabras que hicieron que su mente se ausentara del momento: «Luego, de lo demás no me acuerdo haberlo escuchado bien, porque yo pensaba que era una pesadilla», añade.

3Su cuerpo armado de fuerza contra el cáncer

Sus palabras no se detuvieron ahí, porque Robinson tiene fuerza para ganar la batalla: «El primer día que me lo dijeron no sabía cómo reaccionar. Preferiría no tener que librar esta batalla, pero lamentablemente estoy en esta lucha y tengo claro que la voy a ganar», siguió comentando.

2La enfermedad no eclipsa su humor

Las bromas no quedaron eclipsadas por el momento. El comunicador incluso explicó cómicamente sus días previos a la medicación, donde una enfermera le dijo que debía acudir en ayunas para evitar los efectos secundarios. De este hecho, Robinson comentaba que uno de esos efectos podría ser su mejora en la pronunciación de la erres, una broma que relacionó con su peculiar acento al hablar castellano.

1La esperanza es lo último que se pierde

En el espacio de la SER, uno de los doctores que trata al locutor deportivo, abrió una puerta a la esperanza. Afirmó que solo un bajo porcentaje de los pacientes sufre efectos secundarios:«Hay un pequeño porcentaje de pacientes en los que el sistema inmune se sobreexcita por el tratamiento y eso puede derivar en alguna enfermedad autoinmune, pero son menores y cuando ocurren lo sabemos detectar y tratar bien», dijo, destacando también la manera de llevar la situación Robinson: «Tiene una gran inteligencia por su capacidad a adaptarse a circunstancias nuevas», añadió.