Lolita Flores: “Cuando murió mi madre, no pude ni estar cinco minutos con ella”

Lolita Flores ha estrenado el regreso de la nueva edición de ‘Mi casa es la tuya’, donde se ha mostrado transparente hablando sobre los mejores y peores momentos de su vida, como la muerte de su madre.

La nueva temporada de ‘Mi casa es la tuya’ arrancó el pasado viernes con Lolita Flores como invitada, que vuelve a la iglesia la Encarnación de Marbella y rememora el día de su boda, un hecho del que prefirió ni acordarse. La comida con Bertín Osborne dio para mucho, donde también hablaron de su infancia, su madre y su carrera como artista.

Leer más: Lolita Flores: “El altar no lo vi nunca”

6‘Sarandonga’, nos vamos a comer

El aperitivo empezó con una Lolita muy sincera. Se notaba que estaba relajada ante Bertín, que le iba preguntando para conocer un poco más de la artista.

5Más de teatro que de música

La artista inició la conversación hablando del momento que está viviendo gracias al teatro. Encima del escenario ha encontrado su refugio, donde más a gusto se siente: “Yo me dedico al teatro, la música ya no la quiero para nada”, dijo claramente, marcando la diferencia entre su antigua profesión y la de ahora. “No tengo casa de discos y nadie me ofrece nada que me guste”, apuntó. “El teatro me da tranquilidad, la música no. El teatro me encontró a mi, y yo encontré al teatro”.

4Le cuesta volver a Marbella

Volver a Marbella donde pasó tanto tiempo le da nostalgia: “Llegué aquí con 4 años y me fui con 38. Venir me mata. En cualquier rincón de Marbella veo a mi gente. Me acuerdo de mi madre, de mi padre, de mi casa…”, dijo emocionada.

3A la sombra de su madre

Lolita habló de su madre y de cómo la recuerda. La artista lo tuvo difícil para deslumbrar con su talento, eclipsado por la sombra de su madre: “Mi madre se tuvo que morir para que se dieran cuenta de que yo sé cantar, hablo, soy inteligente…”, comentó.

2La muerte de Lola Flores

Lolita se dio cuenta de lo que era su madre para España. Cuando murió, Lolita siente que tuvo que compartirla con todo el país y parte de Europa: “Cuando murió no pude ni estar 5 minutos con ella”, afirmó.

1La boda que no quiere recordar

Lolita recordó su caótica boda: “El altar no lo vi nunca, no me pude subir, no se podía entrar”, comentaba a Bertín, con el que se subió al altar por primera vez. La artista no pudo casarse como debía, y accedió al despacho del cura por el lateral, mientras su madre intentaba echar a la gente con los policías. A pesar de que ella lo recuerda entre risas con Bertín, la experiencia de ese día prefiere ni recordarla.

Más contenido .....