La extraña carta de Diego Arrabal a sí mismo tras la polémica que revoluciona Sálvame

Diego Arrabal se ha escrito una carta a sí mismo en la que trata la polémica que le está envolviendo los últimos días. 'Sálvame' es ahora un polvorín y, como dice Carlota Corredera, esta 'automisiva' es "surrealista"

Mucho se está hablando estos días en ‘Sálvame’ sobre los colaboradores y sus posibles relaciones más allá del plató. En el ojo del huracán están especialmente aquellos profesionales de la información que llegaron de ‘¿Dónde estás corazón?’ a ‘Sálvame’. El escándalo en el programa estrella de Telecinco es tal, que llevan semanas tratándolo, pero sin hablar claro, dado que todos tienen miedo a que sus palabras sean susceptibles de ser demandadas. En este contexto, Diego Arrabal ha decidido escribir una carta dirigida a sí mismo.

Leer más: El supuesto affaire de Gema López, con ella en plató

Carlota Corredera tilda la carta de Diego Arrabal, publicada en su cuenta personal de Instagram, como “surrealista”. Cierto es que es un tanto extraña, pero leyendo entre líneas se puedes despejar algunas incógnitas del tema que más está dando que hablar en ‘Sálvame’.

La carta íntegra de Diego Arrabal a sí mismo

“Te escribo porque sé que no estás bien.

Siento que estás pasando por un momento triste, de confusión, de enfado, pero sea lo que sea lo que te está sucediendo, quiero que sepas que no estás solo; estoy contigo porque desde que naciste siempre he estado contigo y siempre lo estaré porque eres “yo”.
Aunque a veces no me hagas caso, soy quién mejor te conoce (porque soy tú). Ahora estoy aquí, para recordarte algunas cosas importantes y que mereces tener presentes.

Quiero que recuerdes que puedes darte permiso para estar sensible, sentirte vulnerable, sentir miedo, equivocarte, elegir tu vida, cambiar de opinión, pedir ayuda, poner límites y disfrutar de todo lo que la vida pone en tu camino. Porque en definitiva todo lo que te está sucediendo pasa porque tienes algo que aprender. El qué, seguro que lo descubrirás, pero quizás nos lleve algún tiempo.

La realidad es tozuda y ahora vives un momento en que todo lo ves oscuro, pero te recuerdo que tú (es decir, yo) tienes una luz interior intensa que aunque ahora no la veas, está.

Una fuerza que te hizo ser merecedor de la vida porque en la carrera en el interior de tu madre fuiste “ganador”. Debes creer en ti porque es la única evidencia que tienes. Has llegado hasta aquí, superando dificultades y venciendo adversidades. Sé que estás cansado. Pero te recuerdo que todavía dispones de recursos que quizás ahora no te reconoces pero yo (que soy tú) sé que los tienes, Anótalos en un papel!! Sé que saldrás de ésta porque te conozco, pero debes darte la oportunidad. Ahora ya no importa qué opinan los demás. Eres tú quién debe saber qué quiere y decidir de forma coherente con tus valores.

Deja de mirar a fuera y mira hacia dentro: qué necesitas, cómo quieres vivir, cómo puedes hacer que sea posible y traza un plan, escríbelo y cúmplelo.

Encuentra los recursos que tienes y busca los que te faltan. Y no decaigas. Sé que aparecerán excusas y que oirás “cantos de sirena” que quizás te invitarán a desviarte de tu camino. Sé fiel a ti mismo. Confía en ti. El viaje que estás haciendo quizás no tendrá un gran reportaje fotográfico pero será el que marcará tu vida”.