Carlos Lozano visita la casa de ‘GH VIP’ y desencadena una monumental bronca con sus exparejas

No vamos a descubrir ahora que Carlos Lozano suele ser sinónimo de éxito en televisión, pero nunca antes recordábamos un momento con tanta tensión como el vivido este pasado lunes en la casa de Gran Hermano VIP. El presentador visitó la casa de Guadalix para encontrarse con Mónica Hoyos y Miriam Saavedra, las dos mujeres que han marcado (por suerte o por desgracia) su vida.

11¡Sorpresa!

La segunda fue la primera en encontrarse con Lozano, que aguardaba tapado con una manta en el sillón del confesionario. La peruana entró y sorpresa la suya cuando vio a su exnovio. Su primera reacción fue de emoción e incluso se le saltaron las lágrimas.

10De los besos y abrazos a la bronca

Él la mimaba, le secaba los ojos y le daba besos, pero fue la calma que precedía a la tempestad. Miriam se acordó entonces de todo el daño que había hecho a su vida Carlos Lozano y le recriminó el haberle contado a su archienemiga en la casa -Mónica- todas las intimidades.

9Carlos Lozano se defiende

«Yo no he dicho nada», se defendía. «¿Y entonces cómo ella podía saber lo de mis proyectos?». «¡Pero qué proyectos?!», decía Carlos. «Mi tema de presentadora en Perú», respondía Miriam.

8Mónica Hoyos, a escena

Aunque el plato fuerte de la noche estaba por llegar con la entrada en la sala de Mónica Hoyos. De manera instantánea se desencadenó una fortísima discusión a tres bandas. «Estoy bastante mal. Llevo aquí una costra dentro que tengo que soltar. Vengo a decirte que basta ya de meterte en mi vida, en la de mi pareja, en la de antes y en la de ahora», le recriminaba Carlos Lozano a su expareja. Mientras, Miriam Saavedra observaba desde el confesionario la bronca.

7Duras acusaciones

Carlos y Mónica se dijeron de todo menos guapo. Entre otras lindezas, el presentador la dijo:»Yo contigo no hablo, llevas 14 años jodiéndome la vida. Estoy harto. Estoy cansado. Haz tu puto concurso (…) Hay que ser falsa y mentirosa. Me has jodido la vida al meter mierda».

6Mónica Hoyos no se lo cree

«Baja la voz. A mí me respetas porque soy la madre de tu hija», respondía la peruana.»Esa es tu defensa, que no haga nada en toda mi vida porque te debo algo por mi hija. Y no es así, yo me debo a mi hija, a ella. Solo a ella. No a ti», seguía atacando Carlos. Miriam seguía cariacontecida.

5La tercera en discordia

Todavía hubo tiempo para que la bronca se calentase más. Miriam entró al ring de batalla y se desencadenó el todos contra todos: «No me voy a sentar con vosotros, con unos sinvergüenzas. Qué ridículos, qué sinvergüenzas. Sois tal para cual».

4Una reconciliación imposible

Cada día que pasa es más difícil que Hoyos y Lozano vuelvan a tener esa cordialidad (ni hablar de cariño) de hace cuatro años.

3Lo mismo sucede con Miriam Saavedra

2Un triángulo amoroso que da para guion de telenovela

1Miriam sigue enfrentada a la mitad de la casa