La nueva vida del padre Apeles: de estrella de la tele a archivero en Italia

En los noventa fue una estrella mediática. Ahora, el padre Apeles vive alejado de los focos y trabaja como director de un archivo histórico en Italia.

En los años noventa, fue una auténtica estrella mediática. Una revolución en la pequeña pantalla. Su presencia en los programas de la televisión hacía reventar los audímetros. Han pasado más de 20 años después de su éxito como personaje público. Ahora, el padre Apeles vive alejado de los focos y trabaja como director de un archivo histórico en Italia.

5Una vida tranquila fuera de la televisión… en Italia

En la década de los noventa era habitual verlo rodeado de celebrities y como invitado estrella en los programas de mayor éxito de la televisión. Fue tertuliano en ‘Día a día’, con María Teresa Campos y colaborador de ‘Crónicas Marcianas’, con Javier Sardá, o ‘Moros y cristianos’, cuya segunda temporada presentaba Jordi González. En la actualidad, el padre Apeles vive entre pergaminos, fichas y documentos históricos.

4«En 2012 estuve a punto de fallecer»

En la época que precedió a su éxito televisivo, Apeles sufrió una profunda depresión. «Soy un hombre pesimista y depresivo», reconoció en el programa ‘Viva la vida’ de Emma García. «Tenía ganas de morirme. No tenía ganas de vivir. Tomaba muchos somníferos. Iba andando y me torcía mucho los pies. Llegó un momento en que solo tomaba las pastillas. Un amigo médico me inyectaba cortisona…. Fue entonces cuando decidí ir al hospital». En 2012 tuvo que ser ingresado por una ingesta masiva de medicamentos. «Estuve muy mal, a punto de fallecer».

3Empezó a trabajar en la radio a los 14 años

El boom de Apeles no se originó de la noche a la mañana. Empezó a trabajar en la radio con apenas 14 años de edad. Y estudió «ocho o nueve carreras». Su gran oportunidad se la dio Javier Sardá, con quien trabajaba como tertuliano en la radio: «Estaba muy a gusto en la tertulia». Cuando al catalán le ofrecieron hacer ‘Moros y Cristianos’ le preguntó al sacerdote si se marchaba con él. «La tele me desbordó», reconoce.

2«Me arrepiento de cosas»

Cuando echa la vista atrás, Apeles admite que ha cometido errores. «Hay cosas que no volvería a hacer. Sí me arrepiento de cosas», explica. Pero tiene «recuerdos muy bonitos», por ejemplo, de su etapa con la Campos. «Y gracias a la televisión publiqué dos libros».

1Yola Berrocal: «Apeles me odia»

Uno de los personajes asociados a la fama de Apeles es Yola Berrocal, con la que supuestamente tuvo una relación sentimental, que él niega. «La vi cuatro veces. Fueron solo unas fotos», asegura. Sin embargo, la madrileña no tiene la misma versión: «No fue un montaje. Él me odia, pero no le guardo rencor. Hace 20 años que no le veo, pero le estoy agradecida porque gracias a él me hice famosa».