Aramís Fuster no pudo contener las lágrimas ante el final de GH VIP 6: «Estoy muy triste»

El final de la edición más exitosa de la historia de GH VIP llegó con las lágrimas de Aramís Fuster, que se mostraba sensible por la soledad que le supone el fin del concurso.

Aramís Fuster no arrancó la final de ‘GH VIP 6’ con buen pie. El hecho de que se acabe el programa, supone la soledad para la ‘bruja televisiva’. Pasar tantas semanas en el plató acompañada del público y sus compañeros, se ha convertido en su segunda familia. El final de la edición supone volver a su soledad, algo que no desea por nada del mundo.

Los ojos aguados toda la noche

Aramís Fuster no podía parar de emocionarse: «Estoy muy tirste», decía constantemente a Jorge Javier, cosa que el presentador no la tomaba muy en serio. Mientras él le preguntaba, ella se quedaba casi sin palabras, recalcando incesantemente la tristeza que le produce que todo acabe. «Un poco más, y lloras», le dijo Jorge Javier a la ex concursante, que todavía no tenía ninguna lágrima derramada por su mejilla. Aunque los ojos llorosos de Aramís Fuster parecían sinceros, Jorge Javier aprovechó el momento para hacer una de sus típicas bromas inoportunas: «¿Llamo a Mario Conde?», le preguntó, provocando las risas del plató. Ante su actitud, Aramís se lo quiso dejar claro: «No te burles de mí», le espetó, diciendo que lo que quiere es estar con su madre.

Leer más: Aurah Ruiz, hundida: “La madre de Suso no quiere que esté con él”

Su paso por el programa, un duro recuerdo

La gala final buscaba el corazón de todos los concursantes que han pasado por esta edición. El vídeo resumen de la llegada de cada uno de los participantes, hizo que Aramís se emocionara al recordar cómo llegó a Guadalix. El vestido rojo de volantes y la ausencia de su ropa interior, es un recuerdo irrepetible, tanto para ella como para la audiencia, ya que supuso uno de los momentos emblemáticos de esta edición.

Jorge Javier no se cree sus lágrimas

En estas fechas tan señaladas, la ‘bruja de GH VIP’ estaba más sensible de lo normal, y adelantó que estas fechas son muy duras para ella y que va a pasar la Navidad a solas: «No tengo a nadie», comentó emocionada.
Jorge Javier quiso recordarle que ella podría haber ganado el concurso, y que sus inicios en el programa conquistaron a la audiencia. Sin embargo, la ex concursante empezó a tirar la toalla y buscó su expulsión, un objetivo que logró: «Me molestó muchísimo que por la culpa de tus costillas flotantes te largaras», le dijo Jorge Javier, que le invitó a pasar la Nochevieja con él, aunque el tono jocoso del presentador hizo que no pareciera muy convincente. ¿Será realmente Aramís la acompañante en las uvas de Jorge Javier?