Apenas mes y medio después de la muerte de su marido, Juan Vidal, la presentadora se sentará en ‘Sábado Deluxe’ para compartir con su experiencia con los espectadores de Telecinco.


El próximo sábado 5 de septiembre, Paz Padilla se sentará en ‘Sábado Deluxe’. Solo ha pasado un mes y medio desde que la actriz y presentadora se enfrentara a la muerte de su marido, Antonio Juan Vidal, como consecuencia de un cáncer, pero parece que ya está lista para compartir las experiencias que ha vivido en uno de los programas de mayor audiencia de Mesiaset.

Fue el pasado 18 de julio cuando la vida de la gaditana dio un vuelco cuando el amor de su vida la abandonaba después de un año de lucha contra su enfermedad. Le habían diagnosticado un tumor cerebral en julio de 2019, pero su estado de salud fue empeorando y nada pudo evitar el fatal desenlace. Lo que ha seguido tras su fallecimiento lo conoce todo el mundo: un entierro y un funeral emotivos a los que asistieron las personas más allegadas de la pareja, y difíciles días de duelo para la conductora de ‘Sálvame’.

Belén Esteban: «Estoy deseando verla, y que retome su vida»

Al conocer la noticia de que su compañera volverá a sentarse en un plató para contar su verdad ante la audiencia de Telecinco, Belén Esteban ha confesado que tiene muchos deseos de verla. «He hablado este verano con ella. Ese día le mandé mensajes y los días siguientes ni lo veía. Siempre la llamaba yo». La de Paracuellos del Jarama ha revelado que mantuvo una conversación telefónica el pasado sábado con Paz, «y como a mí me ha hablado no podía hablar. Estoy deseando verla. No soy íntima de Paz Padilla, pero en este tiempo ha habido algo que me ha acercado muchísimo a ella. Estoy deseando verla y darle un abrazo. Y estoy deseando también que retome su vida, porque lo ha pasado muy mal y vuelvo repetir que a mí me ha dado una lección de vida».

La madrileña ha recalcado la entereza de su compañera, que nunca dijo a ninguno de sus colegas el calvario por el que estaba pasando y acudía al trabajo como si nada sucediese, poniendo su mejor sonrisa a los espectadores y a sus compañeros. «Cuando tienes un pariente tan cercano, el amor de su vida, y no decir nada a nadie y estar trabajando y que nadie lo note y no notar ni una mala cara….».

Chelo García Cortés coincide con las observaciones de Belén. Y, al igual que ella, tiene muchas ganas de ver a su compañera: «He aprendido a mirar a Paz, a conocer cómo hablaba de la muerte por cómo lo estaba viviendo».

Los compañeros de ‘Sálvame’ analizan las circunstancias de Paz Padilla

Por su parte, Antonio David Flores, también valoraba la fortaleza de Paz. «Me gustaría escuchar cómo ha tenido la capacidad de gestionar tres muertes en cinco meses». El malagueño hacía referencia a otras dos grandes pérdidas en la vida de la andaluza. Y es que en febrero de este año se despedía para siempre de su madre, Dolores Díaz, que fallecía en Cádiz a los 91 años. Y poco después de la muerte de Antonio Juan Vidal decía adiós a Ana Isabel Agarrado, su suegra.

Jorge Javier Vázquez compartía una reflexión sobre la muerte de un allegado. «En la muerte de un ser querido, si yo pudiera elegir, preferiría una muerte en la que me diese tiempo a despedirme. Que de repente te llamen y te avisen de un accidente de moto o un coche me aterroriza». María Patiño no estaba demasiado de acuerdo con sus opiniones: «He vivido circunstancialmente las muertes de mis padres. No sabría qué decir». Su padre murió a causa de una larga enfermedad. Y su madre «murió por muerte súbita y me quedé noqueada».

«Espérame que todavía nos queda una segunda oportunidad»

«Siempre estaremos fundidos en uno. Espérame que todavía nos queda una tercera oportunidad. Avanza», escribía Paz en su cuenta de Instagram tras quedar viuda del hombre al que dio el ‘sí, quiero’ el 5 de junio de 2016. Juan fue su amor de juventud. El novio de juventud con el que compartió 14 años de relación antes de casarse por primera vez con Albert Ferrer.