La exconcursante de ‘GH’ ha contado en ‘Sálvame’ que sufrió un ataque de ansiedad tras su polémica ruptura con Alfonso Merlos. La colaboradora la ayudó a superar la crisis.


Solo han pasado cuatro días después de que estallara en las redes sociales el polémico video de Alfonso Merlos con una chica semidesnuda (Alexia Rivas) mientras era entrevistado por Javier Negre en ‘Estado de Alarma’, su canal de Youtube. Marta López ha vuelto a pisar los platós de Telecinco para continuar dando testimonio del mediático escándalo en ‘Sálvame’.

Marta y Merlos vuelven a verse en los estudios de Mediaset

En su visita a Mediaset, la colaboradora se ha reencontrado con el colaborador de ‘Ya es mediodía’. Jorge Javier Vázquez la ha animado a ir al encuentro de su exnovio, que participaba en el programa ‘Todo es mentira’ de Risto Mejide. En su tenso cara a cara con su expareja, la ex concursante de ‘Gran Hermano 2’ le ha pedido explicaciones. «¿Me has pedido disculpas porque has podido imaginarme que me has ofendido o porque realmente me has ofendido?», le preguntaba. «No voy a responder a estas preguntas. Ya he dicho lo que quería decir. Ya lo he planteado todo», decía el periodista, sin mirar directamente a Marta a los ojos. «No has dicho todo lo que tenías que decir«», matizaba ésta.

El murciano, cabizbajo, ha abandonado escopetado el set sin saludar ni dirigir la palabra a Marta. «No ha tenido valor», decía la colaboradora, con pena. «Me siento ridícula porque no quería venir a ver a este señor».

El ataque de ansiedad de Marta

La colaboradora de ‘Ya es mediodía’ ha relatado la montaña rusa de emociones que ha vivido desde que su novio fue Alexia Rivas, reportera de ‘Socialité’, fuera pillada en un video que será recordado como una pillada histórica sin precedentes. «Ahora mismo soy un volcán. De repente me vengo arriba, de repente lloro, siento rabia, vergüenza, me sale la ira… de todo».

Al hablar de lo mal que lo ha pasado, Marta contaba que ha sufrido una crisis de ansiedad ante el revuelo mediático que se ha levantado. «He ido a recoger a mis hijos. Me ha entrado un ataque de ansiedad porque voy, subo, bajo y me puse muy mala. Llamé a todo el mundo para que me tranquilizara. Ayer estaba en casa con un ataque de ansiedad y llamé a Mila. Gracias, Mila, por tranquilizarme», ha manifestado.

Marta ha explicado que acudió a la sevillana porque ella trabaja en el medio, y sabe bien la presión a la que está siendo sometida ahora que su vida privada protagoniza todos los titulares. «Me emocioné en ‘Viva la vida’ por el cariño recibido y cuando han empezado a decir todas estas cosas, pero el corazón estaba a 140 pulsaciones. He estado a punto de volverme loca. Voy, subo, bajo. Ayer llamé a Mila en un estado que Mila la pobre… Necesitaba a alguien que me entendiera, alguien que trabaje en la tele y entienda tu situación. Ella me entendió perfectamente y se lo agradezco».

Mila ataca con dureza a Alexia Rivas

«Todos hemos pasado por esto», la tranquilizaba Mila al otro lado de las cámaras, ya que se había conectado con ‘Sálvame’ por videoconferencia. La colaboradora lanzaba un mensaje directo a Alexia Rivas. «Marta está haciendo su trabajo. En mi programa he hablado de cosas que no me apetecía porque todos estamos remando a favor de obra, pero que venga esta señorita a decir ‘no hablo de mi vida privada en plan esta gentuza’… A ver chavala: ¿A qué te dedicas, cariño?».

La sevillana continuaba sus palabras a Alexia con dureza. «A lo mejor dentro de poco tu novio te mete en un programa de televisión, pero en este momento trabajas en un programa que se dedica a hablar de la vida privada de la gente. Está encantada de conocerse. Cuando ella dice ‘estoy en mi casa’. No cariño. Estás en su casa, en casa de él. Te queda muy poquito. Es mejor que recojas tus maletas antes de que este señor te las ponga en la calle. Si estás en tu casa tendrías que tener el mismo plano que tiene él».

Espera unas disculpas de Alfonso Merlos

La madrileña confesaba en ‘Sálvame’ que «no es la primera vez que me ponen los cuernos. Pero es la primera vez que me humillan públicamente». Aún espera unas disculpas públicas de Merlos. «Podría haberme dicho: Marta, te se ido infiel. Y no pasa nada. Yo necesito unas disculpas públicamente».

«Ahora mismo soy un volcán,. De repente me vengo arriba, de repente lloro, siento rabia, vergüenza, me sale la ira… de todo». Así se siente la colaboradora. «No tengo que demostrar nada a nadie. No tengo que justificarme. Además de cornuda, apaleada».