El profesor de Bellas Artes se ha alzado como ganador del talent de TVE: «Es un sueño».


Este lunes, el programa ‘Maestros de la costura’, de TVE, ha llegado a su recta final con un merecido vencedor: Ancor Montaner se ha alzado con la victoria del espacio de la cadena estatal después de varias semanas demostrando su talento ante los jueces: Lorenzo Caprile, Palomo Spain y María Escoté.

En la última gala del programa presentador por Raquel Sánchez Silva, cuatro concursantes medían sus fuerzas para ganar el maniquí de oro: Lluís, Gabriel, Yelimar y Ancor. Este último lograba un puesto de finalista al confeccionar un vestido de los años 50, una réplica de uno de los vestidos del diseñador que ha sido muy aplaudida. «Has sabido meterte en la piel del maestro Pertegaz perfectamente», señalaba Caprile. «Esta cremallera es un sueño. Es perfecta. Y el escote impecable. Ha sido precioso verte trabajar», opinaba Palomo Spain. «Has hecho un trabajo excepcional», destacaba María Escoté. «Soy finalista de Maestros de la costura 4. No me lo creo«, reconocía Ancor emocionado. «Solo pienso en mi mujer, que fue la que me animó a venir al programa».

Y es que el espacio rendía homenaje a Manuel Pertegaz, gran maestro de la alta costura y diseñador fetiche de aristócratas y estrellas de cine como Audrey Hepburn, Jackie Kennedy, Ava Gadner o Marisa Berenson. Pertegaz se dedicó durante casi 80 años a la moda femenina y a ensalzar la elegancia de la mujer. Además, fue el creador del mono con el que Salomé ganó el Festival de Eurovisión de 1969 y del vestido de novia de la reina Letizia.

Jorge Vázquez, director creativo de esta mítica casa, y Cristina Biern, una de las modelos que mantenía en su plantilla, aplaudían el trabajo de los aprendices. En el Castillo de Viñuelas, los tres finalistas se enfrentaban al reto de confeccionar uno de los tres vestidos de novia diseñados por el jurado. Para ello contaban con la ayuda de Rossy de Palma, Lorena Castell y Rappel.

TVE

El vestido de novia de Yelimar lograba fascinar a Lorenzo Caprile, quien no ha ocultado su predilección por la caribeña a lo largo del concurso. Emocionado, y roto en lágrimas, le ha dedicado unas emotivas palabras: «Te quiero dar las gracias por la lección que nos das todos los días en este programa. Gracias por tu trabajo, por tu capacidad de superación y por haber tenido que aprender desde cero a caminar. Nos has enviado un mensaje maravilloso: que querer es poder y que ante la desgracia más espantosa siempre se puede salir adelante. Sigue caminando».

Yelimar, agradecida, se quedaba a las puertas de la final, pero destacaba que Lorenzo Caprile era un «maestro» y que, aunque en un apariencia podía parecer «un ogro» como juez, es una excelente persona.

TVE 1

Pero aún quedaban el reto del duelo final, en el que los finalistas, Lluis y Ancor, debían hacer un vestido de gala inspirado en Valentino. El diseño de Ancor, un ajustado vestido largo de falta lápiz con cola, elegante, en claroscuros con lazada, dejaba a los jueces con la boca abierta. «La imagen es preciosa, de silueta definida. Has trabajado muy concentrado y la lazada es espectacular», destacaba Lorenzo Caprile. «He disfrutado mucho viéndote trabajar», puntualizaba María Escoté. «Este mikado de seda con este color es todo un acierto, que contrasta muy bien con el estilo clásico del vestido», recordaba Palomo Spain.

Ancor: «Siento que estoy soñando»

Así fue cómo el concursante, casado y con un hijo, lograba alzarse como ganador de la cuarta temporada de ‘Maestros de la costura’. Feliz tras obtener el maniquí de oro, un premio de 50.000 euros y un curso de formación especializada en Diseño de Moda en el Centro Superior de Moda de Madrid de la Universidad Politécnica de Madrid, no ocultaba su emoción. «Haber participado en este programa ha supuesto hacer cosas que nunca hubiese hecho. Siento que estoy soñando. ¡Ancor despierta! Es maravilloso. Un éxtasis», confesaba el profesor de Bellas Artes.

Lluis, el segundo clasificado, admitía sentirse mal ante su derrota. «Tengo un sentimiento agridulce porque, después de luchar tanto, me he quedado a las puertas. Ancor se lo merecía, le doy las felicidades y espero que sea el inicio de muchísimo más», explicaba. El catalán regresa a casa con un diploma Vogue de Estilismo y Producción de Moda, impartido por Condé Nast College Spain, en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid.