Tras desatar su pasión con el novio de Lucía, a la canaria le han entrado sentimientos de culpa.


La nueva entrega de ‘El Debate’ de ‘La Isla de las Tentaciones’ ha desvelado la reacción de Fiama tras pasar la noche con Manuel. Tal y como pudimos comprobar en la gala del pasado 8 de marzo, la soltera y el novio de Lucía dieron rienda suelta a su pasión bajo las sábanas. La suya fue una noche de alto voltaje que tuvo lugar de manera ilícita. Y es que la pareja infringió una de las normas del programa y mantuvieron relaciones en el baño de una de las habitaciones de Villa Playa. Algo que está completamente prohibido. Antes del comienzo de las grabaciones, el espacio deja claro a los concursantes que no pueden entrar de manera conjunta al aseo. Sí pueden hacerlo por separado… Pero en el caso del andaluz y la canaria, quisieron tener su primer encuentro erótico ajenos a las cámaras de televisión. Y por eso decidieron incumplir el reglamento del programa.

«Nos metimos en el cuarto de baño para que no hubiera imágenes»

«Ayer estaba con ella en el cuarto, ella se fue a lavarse los dientes y me fui detrás de ella», contaba el novio de Lucía a Diego. «Tarde o temprano os vais a enterar. Estábamos en la cama y, por intentar que no nos cogieran ahí, nos metimos en el cuarto de baño para que no hubiera imágenes. Pero nos escucharon», contaría después a sus compañeros en el ‘reality’ de Telecinco.

Telecinco

«He negado una verdad, pero por Fiama también», reconocía el exfutbolista, avergonzado ante lo que había hecho. En ese momento Fiama entra en el salón llorando, desconsolada.

Fiama, a Manuel: «Le vamos a hacer daño a tu piba»

«No estoy enfadada contigo ni mucho menos, de verdad. Lloro porque le vamos a hacer daño a tu piba, que no tiene que ver esa m… No es necesario», le ha recordado al andaluz.

Telecinco

«No llores más, no llores más», le respondía Manuel, fundiéndose con ella en un fuerte abrazo e intentarlo tranquilizarla.

Melyssa Pinto, exconcursante de la segunda edición de ‘La isla de las tentaciones’, explicaba las lágrimas de Fiama se deben a que ella vivió en sus propias carnes la infidelidad de su pareja a su paso por el programa. Por eso, al darse cuenta de la situación a la que se enfrenta Lucía, se ha roto por completo.