El esperado cara a cara entre Susana y Gonzalo no se ha producido. El sevillano no ha querido reunirse con su ex: "Estar allí solo iba a suponer más dolor".


Susana Molina ha reaparecido para contar cómo ha cambiado su vida desde que puso fin a su noviazgo con Gonzalo Montoya en la final de ‘La isla de las tentaciones’ (grabada hace seis meses).

Sobre Gonzalo: «Lo quiero como a un amigo»

La murciana ha hecho balance de su paso por el ‘reality’, donde rompió con el sevillano. «Allí pensaba que nuestra relación estáaba acabada, pero no quería romper allí. Quizás fuera no me hubiera atrevido. Era una cosa mía. Yo sentía que tenía que protegerle. Me llevo bien con él, pero yo buscaba qué es lo que me pasaba. Y lo que me pasaba realmente es que buscaba un motivo para acabar la relación«, ha confesado a Mónica Naranjo.

«Si no me hubieses preguntado su estaba enamorada no lo hubiese dejado», ha reconocido la joven. Recuerda su paso por la República Dominicana llena de dudas. «Al principio pensé que eran celos, que no me gustaban sus comentarios. Luego entendí que lo quiero mucho, pero como un amigo, como un hermano, no como una pareja».

Para Susana, romper con Gonzalo «es lo más duro que he hecho en mi vida. Él es más débil, que tengo que estar pendiente de él. Tengo que ser doña perfecta… Ahora me gusta verme así porque hacía muchísimo tiempo que no me sentía que no tenía el control».