¿Por qué ‘Supervivientes’ tiene tanto interés en que Saray permanezca en la isla?

¡Hola a todos! ¡Cuántas cosas han pasado desde que estaba de vacaciones! Pero como no quiero ni saturaros ni hablar de todo un poco, pero sin profundizar en nada, me voy a centrar en un tema que me tiene «encandilá»: el de la marcha de Saray Montoya de ‘Supervivientes‘.

Ella estaba decidida a abandonar el concurso…

Que ahora sí, que ahora no, que ahora me voy, que ahora me quedo. ¿Perdona? Las idas y venidas de la concursante están haciendo que la dirección del programa tenga una actitud favorable hacia Saray, en comparación con la de otros concursantes que deciden abandonar, como es el caso de Adrián Rodríguez. 

Pero empecemos por el principio. Desde la primera semana Saray comentó que quería marcharse. Entró Jorge Javier en directo, después su marido… y seguidamente 6 minutos de publicidad. Que suponemos que la dirección aprovecharía para convencer a la sevillana. Y a la vuelta de la publi… dijo que se quedaba. Vale. Lo pensó mejor y ya está.

Telecinco envió un comunicado para aclarar la situación.

Ahora bien. Este domingo tras la decisión de abandonar del actor Adrián Rodríguez, también ella comunicó que haría lo mismo. Y esta vez parecía que iba enserio… Pero no. El lunes 1 de abril, Mediaset enviaba el siguiente comunicado: «La concursante Saray Montoya ha decidido seguir en el concurso. Anoche, tras la emisión de ‘Conexión Honduras’ y antes de romper su aislamiento y las condiciones de vida del concurso, Saray Montoya tomó la decisión de seguir en ‘Supervivientes’. La concursante se reincorporará en su equipo en cuanto amanezca en Honduras y sea posible la navegación».

Esta decisión no les ha parecido bien a muchos de los seguidores del concurso, ya que en otras ocasiones no han tenido tantas oportunidades como está teniendo Saray. Y si dicen que se van, pues se van. Sin más.

Adrián Rodríguez también abandonó el concurso…

¿Hay favoritismo para la sevillana? ¿Por qué? Bajo mi punto de vista es que es una de las concursantes que más juego puede dar dentro de la isla, mientras que Adrián (pobrecito mío, que lo quiero mucho), a pesar de ese trío con María Lapiedra, pues no le interesa a muchas personas el juego que está ofreciendo dentro del reality.

Las movidas de Saray con el resto del grupo, el «robo» de los jabones para limpiarse hasta lo más «privado» y sus «cositas» como sacudir la esterilla delante de sus compañeros… pues no está nada mal. Yo no la querría para convivir con ella, pero momentazos da. Y la dirección del programa sabe que o hay movidas en el reality o se hunde. Porque no está siendo una edición especialmente intensa. De hecho, por algo han llevado a Alejandro Albalá y a Chabelita. Hace falta un poco de movimiento en los Cayos Cochinos.