«Ahora entendéis cuál es el motivo por el que mi vida cambia. No ha venido nadie a contarme que es mentira, lo he visto yo», ha afirmado entre lágrimas.


Kiko Rivera se ha sentado en un plató de televisión para aclarar todos los detalles referentes a la herencia de su padre. Préstamos, hipotecas, cargos, embargos… Aferrándose a las pruebas, portaba diversos documentos, señalaba que Isabel Pantoja hizo y deshizo a su antojo con la herencia. «Moralmente como madre eso no está bien. Jodiendo a tu hijo toda tu vida». No solo eso, también ha revelado el detonante de esta guerra que escribe un capítulo destacado a partir de hoy con el especial ‘Cantora, la herencia envenenada’.

© Redes sociales.

Una realidad que conoció recientemente, concretamente el pasado 2 de agosto, una fecha clave: «El día que me enteré de esto para mí fue decepcionante. Todo aquel que sea padre podrá entender el sentimiento que tengo como hijo». Y se mostraba totalmente demoledor con la artista: «Mi madre tiene un problema con el dinero. A la vista está».

Un antes y un después

A pesar de que en un principio no ha querido desvelar lo que ocurrió aquella fatídica fecha de este último verano, finalmente el programa sí lo ha hecho. Lo hacía Jorge Javier Vázquez y el principal protagonista corroboraba que así había sido. Kiko encontró por casualidad la habitación de Paquirri en Cantora abierta y allí estaban todas sus pertenencias. Esas que tantos titulares habían copado durante años y que un sospechoso robo en la finca había hecho desaparecer. «Entro en estado de shock».

© Redes sociales.

«Yo toda mi vida he pensado que ahí no había nada. Cuando he entrado ahí no había nada», ha asegurado entre lágrimas. «El momento en el que me he enterado se lo he comunicado a mis hermanos». Primero habló con su hermano Cayetano y luego lo hizo con Francisco. Ambos le dijeron que ya lo sabían. «Me siento engañado desde el momento en el que mi padre se fue. Lamento que las cosas hayan sido así. No me he enterado hasta ese día. La historia es así, al menos la mía», explicaba.

«No quiero olvidar. Tengo un dolor inmenso que a final de cuentas no deja de ser mi madre por muchas malas cosas que haya hecho. Estoy destrozado. Ahora ya sabéis el detonante de todo esto. No he querido contarlo. Sigo sin tener fuerzas de decirlo», indicaba.

© Telecinco

Poco después, tuvo una conversación con su madre: «Ella seguía en su historia». Y se mostraba totalmente aturdido por su descubrimiento: «La gente puede pensar este chaval es tonto, pero yo las veces que había entrado ahí no había absolutamente nada»…»Tengo un cacao desde ese día hasta hoy mortal. Ahora entendéis cuál es el motivo por el que mi vida cambia. No ha venido nadie a contarme que es mentira, lo he visto yo», señalaba muy afectado. «Hay que respetar la voluntad de los difuntos. Esto no puede suceder en ninguna familia», zanjaba.

La llamada de Francisco Rivera

«Siento muchísimo el dolor que estás pasando. Yo he sufrido mucho», aseguraba Francisco Rivera con la voz totalmente entrecortada. El diestro ha querido entrar en directo para mostrar todo su apoyo a su hermano. «Estamos contigo. Estás siendo muy valiente», le decía muy afectado por las revelaciones que estaba haciendo sobre Isabel Pantoja.

© Instagram.

Corroboraba que «por desgracia» existen muchas cosas que él ya sabía sobre la herencia de su difunto padre, ‘Paquirri’: «Te agradezco que estés ahí dando la cara». Además, revelaba que se trataba de un capítulo muy doloroso a nivel personal que sigue afectándole hoy día: «Yo sé esto hace muchos años. A mí no me estáis contando nada nuevo. Yo lo he sufrido y lo he hecho en silencio».

Un Francisco Rivera totalmente roto ha cortado la conexión por no poder continuar hablando embriagado por el llanto. Kiko ha reconocido que había llamado a sus hermanos para pedirles disculpas. «Por algo que no tengo nada que ver. Simplemente he creído a una madre. Hasta que he dejado de creer». 

Telecinco

«¿Mamá, por qué has hecho esto? ¿Cuál es el motivo? Tú me has criado a mí haciéndome pensar que todo lo que se apellidaba Rivera no era bueno. Yo te he creído y te he vuelto a creer», se preguntaba. Y añadía lo siguiente: «Siempre he pensado que mi abuelo no me quería, que mis tíos tampoco y mis hermanos no querían verme. Es muy triste porque no sé cómo se puede recuperar ese tiempo».

Kiko también ha desvelado que había mantenido una conversación previa al programa con su hermano Francisco en la que le decía que su padre desde arriba estará orgulloso. El DJ se mostraba molesto por no tener una relación estrecha con sus hermanos y ponía como ejemplo la que mantiene su mujer, Irene Rosales, con los suyos señalando que es «maravillosa». Algo que él nunca había vivido y que, por supuesto, anhelaba.