El programa de Mediaset regresa a la parrilla con esta entrevista a Javier Santos y lo hará capitaneado por María Patiño.


Julio Iglesias vuelve a ser noticia en un verano en el que hemos podido ver al artista, muy cambiado físicamente, durante unas vacaciones en República Dominicana. Javier Santos, el supuesto hijo del artista, se sentará en un plató de televisión para contar los últimos detalles de su sonado caso de paternidad y lo hará en el regreso tras las vacaciones de ‘Sábado Deluxe’.

Javier Santos

Después de años luchando porque se reconozca que es hijo del cantante, el valenciano ha decidido tratar el tema públicamente en un momento clave, cuando ha llegado, incluso, a la ONU. El programa de Mediaset regresa a la parrilla y lo hará capitaneado por María Patiño después de unas semanas de vacaciones que arrancaban con el inicio del mes de agosto.

Cabe recordar que una prueba de ADN demostró que genéticamente Javier Santos y Julio Iglesias eran padre e hijo. Sin embargo, hace tan solo unos meses la Audiencia Provincial de Valencia dio un giro totalmente inesperado revocando la sentencia que reconocía que el artista era su padre biológico.

Por el momento se sabe que tras tres décadas de lucha por parte de Edite Santos, la madre de Javier Santos, porque se reconozca la paternidad, el caso ha llegado hasta organismos internacionales. La ONU podría contar con un papel fundamental ya que ha sido el Comité Internacional sobre Desapariciones Forzadas, Detenciones Arbitrarias y Delitos de Genocidio y Lesa Humanidad el que ha puesto en jaque a la justicia española al denunciarla ante el Comité Internacional de Derechos Humanos de la ONU. Según estos, el valenciano habría visto vulnerado un derecho fundamental.

SEMANA se ha puesto recientemente en contacto con el abogado de Javier Santos, Fernando Osuna, quien nos decía que su cliente había recibido con gran satisfacción la noticia: «Está muy contento, muy satisfecho y expectante de que su caso entre de lleno en lo que son los Derechos Humanos. Está entusiasmado porque se esté tratando… La verdad genética tiene que prevalecer».

El letrado, asimismo, aclaró diversos detalles como la importancia de la prueba de ADN: «Genéticamente, científicamente, Javier Santos es hijo de Julio Iglesias y esa verdad científica debe prevalecer sobre otras cuestiones puramente formales, así lo defiende el Tribunal Europeo de Estrasburgo de Derechos Humanos, el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo», afirmaba.

La indignación de Javier

El protagonista de la noticia, Javier, se ha pronunciado a través de sus redes, lo que puede ser un adelanto de lo que contará esta misma noche. «Parece que hay gente que no entiende que la justicia española sea tan (voy a decirlo suavesito) incompetente. Un comité, dirigido por el Dr Israel Alvarez de Armas han decidido enviar un escrito a @onuderechoshumanos y tomar cartas en el asunto porque se están vulnerando mis derechos humanos fundamentales. Espero que el tribunal supremo reaccione ante esto y por fin se haga justicia».

Añade de que es el momento de hacer algo al respecto porque «hay muchos ojos alrededor del mundo observando, de enmendar errores y que por fin me otorguen unos derechos que tanto ellos como mi propio padre me han negado durante tantos años». Recuerda que la justicia dice hoy que su caso fue juzgado en los años 90 en el Tribunal Supremo y por ello no quiere entrar a valorar las pruebas de ADN. 

El pasado mes de mayo, tanto Javier como su madre, Edite Santos, sufrían un auténtico mazazo con la revocación de la sentencia. El artista ganaba de nuevo la batalla en los juzgados después de presentar un recurso de apelación en la Audiencia Provincial. Se consideró entonces que la causa ya había sido juzgada y que entonces se determinó que no eran padre e hijo. «Alucinante este país! ¿Te imaginas que tuvieras un juicio contra alguien y un colega tuyo fuera el encargado de elegir los jueces que te van a juzgar? No parece normal. Pues eso le sucedió a mi madre con los jueces del Tribunal Supremo que en los 90’s tumbó mi caso», ha señalado en redes.

Por su parte, Edite Santos se pronunciaba al respecto con las siguientes palabras: «Estoy muy cabreada, estoy indignada. Ya no tengo palabras para decir lo que es esto. En España no hay justicia, parece que la justicia va por un lado y la ciencia va por otro. No entiendo nada… esto no se va a quedar así y vamos a seguir adelante».