Gonzalo Montoya no está pasando por su mejor momento. Después de volver solo de ‘La isla de las tentaciones’, debido a que Susana Molina tomó la decisión de separarse de él, el joven se encuentra desolado y espera que en su próximo cara a cara la situación se arregle.

La verdad sobre la vida de Fani (‘La isla de las tentaciones’), al descubierto

El exconcursante de ‘Gran Hermano 14’ acudía a ‘Sábado deluxe’ para explicar cómo se siente después de que diversas imágenes de él saliendo de fiesta dejaran por los suelos su argumento de que está pasando por un mal trago. «No voy a estar de luto siempre, el luto no se ha marchado, no puede ser que todos los chicos y las chicas de ‘La isla de las tentaciones’ vayamos de fiesta y no pueda pasármelo bien…«, reconocía ante una María Patiño que le daba la razón.

El joven proseguía contando cómo fue su aventura por el programa de Cuatro y aseguró que se arrepentía de haber aceptado formar parte de él por las consecuencias que ha tenido en su relación. «Mujeres como Susana están en peligro de extinción. Yo creo que ya tenía pensado dejarme o, al menos, darme un ultimátum. Es difícil que yo vuelva a sentir ese amor», reconocía. Por otro lado, insistía en no entender qué había pasado puesto que durante su relación siempre se había comportado de la misma manera aunque era consciente y espetaba: «No puedo obligar a nadie a que me ame«. Además, pedía disculpas por llamarla «pokémon» y «asexual»: «Jamás intenté descalificarla».

El esperado cara a cara

El próximo martes, Cuatro emitirá el debate final de ‘La isla de las tentaciones’ en donde, por fin, Susana y Gonzalo se verán las caras para dar carpetazo a sus cuentas pendientes. «Cuando le vea a los ojos sabré si aún hay posibilidades«, ha matizado.