La periodista y colaboradora de ‘Viva la vida’ ha explicado con detalles las amenazas que ha recibido y ha asegurado que no va a dar un paso atrás.


Isabel Rábago se personaba el viernes de madrugada en un cuartel de la Guardia Civil para denunciar unas amenazas que había recibido. Fue la propia periodista quien hacía público los hechos y aseguraba que, a pesar de tener miedo, iba a llegar hasta el final. Un día después, la colaboradora de ‘Viva la vida’ ha explicado con más detalles todo lo que ha ocurrido y ha reafirmado que está pasando por uno de los peores momentos de su vida profesional.

Este sábado, Isabel Rábago reconocía que estaba mejor, pero que había pasado unas horas muy malas y que se había refugiado en los suyos para poder sobreponerse. Sin embargo, se derrumbaba a la hora de recordar las amenazas que había recibido y por las cuales presentó una denuncia.

«Se pone en contacto conmigo y me pasa documentos judiciales que yo cuestiono. Paso los documentos a dirección y yo me desentiendo. Sin embargo, el hombre sigue insistiendo y le digo que si sigue habiendo un problema entre él y José Antonio Avilés que se ponga en contacto con su abogado», comienza a relatar con la voz entrecortada. Tras esto, la también colaboradora de ‘Ya es mediodía’ explica que dejó pasar los mails que recibía de esta persona y el jueves por la noche, mientras que tranquilamente está viendo la gala de ‘Supervivientes’, se da cuenta de que comienza a llegarle muchos correos.

«Veo mails de este personaje en el que me dice que o le contesto o…«, afirma con los ojos vidriosos y sin poder continuar. «Es una serie de mensajes que a mí me va cambiando la cara y la persona que vive conmigo ve los mails y me dice que vayamos a la Guardia Civil. Pongo un tuit y advierto que he tenido que ir a la Guardia Civil. Al día siguiente todo el mundo se hace eco y me levanto con un comunicado del abogado de este señor que dice que lo único que quería era venir a Mediaset a hablar conmigo», prosigue con cierto nerviosismo. Además, incide en que fue su marido quien se percató de cómo le cambiaba la cara a la periodista y la acompañó al cuartel de la Guardia Civil.

Las amenazas que ha recibido

«Te voy a machacar la cabeza«, «Voy a ir a Mediaset y te vas a acordar de mí toda la puta vida«, «Voy a por ti, zorra«, son solo algunas de las amenazas que recibió y que la periodista ha querido hacer público. Sin embargo, no podía evitar derrumbarse al recordar todas estas palabras. Por otro lado, se ha mostrado muy tajante y ha dejado claro que va a continua adelante con la denuncia y que no va a quitarla porque se niega a cambiar su vida y a dejar de ser ella misma. «No quiero un acuerdo, quiero que un juez me diga si es un calentón», matiza.

El hombre que supuestamente le amenazó pide disculpas

«Mi cliente se enfada y manda dos correo electrónicos a Isabel Rábajo en los cuales le profiere insutos y le amenaza con ir a Mediaset para hablar con ella, pero no hay intención de ningún tipo de amenaza al respecto. Así mismo, mi cliente pide disculpas por lo sucedido e invita a que la señora Rábago se pronuncie al respecto pues fue fruto de un calentón del momento», apunta el comunicado del abogado del hombre que amenazó a Isabel Rábago.

Ha compartido su denuncia en las redes sociales

Isabel Rábago es una de las personas más activas de las redes sociales. Por ello, no dudó en ningún momento en compartir con sus seguidores lo que había sucedido para denunciar de forma pública las amenazas. «Esta madrugada he tenido que ir al cuartel de la Guardia Civil para presentar una denuncia por amenazas. Sí, tengo miedo. Sí, voy a llegar hasta el final. Ahora, me ausentaré hasta que la GC haga su trabajo. Agradezco enormemente trabajo de la @guardiacivil. Gracias, siempre», ha sido el mensaje que ha compartido Isabel Rábago en sus respectivos perfiles de Instagram y de Twitter. Además, ha bloqueado los comentarios de esta publicación en su perfil de Instagram para que sus seguidores no pudieran comentar dicho mensaje.