«No ha habido una llamada entre madre e hijo», ha confirmado Irene Rosales. Por el momento, el controvertido tema familiar permanece estancado.


Un mes después de que Kiko Rivera protagonizara una de sus entrevistas más sonadas en televisión, demoledora contra Isabel Pantoja, las aguas parecen estar más calmadas. Sin embargo, madre e hijo aún tienen muchos asuntos que resolver. ¿Qué ha ocurrido en el último mes? ¿La tonadillera ha movido ficha y ha llamado a su hijo? ¿Los abogados de ambas partes han tenido un encuentro para acercar posturas? Irene Rosales ha respondido con todo detalle. 

© Fotomontaje SEMANA.

«No ha habido una llamada entre madre e hijo», afirmaba durante su última intervención en el programa ‘Viva la vida’. Asimismo ratificaba que la cantante tampoco se ha puesto en contacto con ella para hablar de otros asuntos y preguntarle por sus nietas. Por tanto, el tema parece haber avanzado poco. Actualmente, Kiko se encuentra en una fase de recopilación de información junto a sus abogados. «Quiere saber qué le corresponde a él», señalaba.

Fotomontaje realizado en SEMANA

Tal y como ya ha manifestado él mismo no quiere ir contra su madre en un juzgado, algo que volvía a corroborar su mujer. Este último mes Isabel Pantoja ha guardado silencio desde su mejor refugio, Cantora, y solo se ha pronunciado a través de sus abogados. Lo más curioso de todo es que el DJ desconoce quiénes son los abogados de la tonadillera. «Hay cosas que no pueden seguir avanzando», aseguraba la sevillana. «Kiko ha querido ponerse en contacto con su abogada y con sus personas más cercanas para tratar el tema», explicaba.

«Kiko no está arrepentido»

Haciendo balance de esta guerra pública que tuvo uno de sus capítulos álgidos con la primera entrega de ‘Cantora, la herencia envenenada’, Irene ha reconocido que Kiko «arrepentido no está». Eso sí, no esperaba el huracán mediático que iba a generar. «Kiko en el momento que habló no sabía que se podía montar este revuelo, pero no sabía que iba a salir hasta la hermana de su abuela. No sabía ni de la existencia de esa mujer».

Telecinco

A pesar de que Irene no tiene contacto con su suegra sí que ha señalado que le consta que no está sola. «Su gente más allegada todos le escriben y le han llamado». Muchos de ellos comparten amistad tanto con madre e hijo y, para algunos como Luis Rollán, este episodio está siendo complicado, por ello han evitado posicionarse.

A las puertas de la Navidad, Irene Rosales sabe que vivirá unas fiestas totalmente atípicas, más en un año muy duro para ella. El pasado mes de febrero lamentó la pérdida de su madre y hace tan solo unas semanas moría su padre. Sin embargo, intentará sacar su mejor sonrisa para que sus pequeñas, Ana y Carlota, sean felices. «Van a ser unas Navidades difíciles, por suerte tenemos salud y tenemos a nuestros hijos que son maravillosos, por tanto van a ser las mejores Navidades», indicaba.