Después de un tiempo de grandes desencuentros, Rocío Flores y Ana María Aldón han acercado posturas en la ‘Playa de los mortales’.


Una de las tramas más destacadas que nos está dejando la última edición de ‘Supervivientes’ ha tenido que ver con Rocío Flores Carrasco y Ana María Aldón. A pesar de que la hija de Antonio David Flores creyó que la diseñadora iba a ser su principal apoyo en los Cayos Cochinos, no ha sido así. Es más, se ha mostrado decepcionada en reiteradas ocasiones, pero la relación comienza a tomar nuevos derroteros.

Ambas han retomado su relación y están felices en la ‘Playa de los mortales’, dejando atrás sus diferencias en el reality de Mediaset. Los últimos días se han prodigado en risas, confidencias y momentos muy cómplices. Un nuevo giro que ha gustado a sus defensores en plató, sobre todo a Gloria Camila Ortega: «Me encanta, creo que Ana tenía ganas de compartir isla con Rocío y retomar su relación».

Un hecho que también está viendo con buenos ojos el diestro, así lo reconocía su hija. Ha afirmado que está «feliz» y le gusta ver a su mujer en esa actitud: «De hecho él le dijo que quería verla con Rocío». El próximo martes Ana María contará con una grata sorpresa y podrá hablar con su marido, según ha confirmado Jordi González en ‘Conexión Honduras’.

Por su parte, Antonio David ha destacado que la actitud de su hija revela que no es una persona rencorosa. «A pesar de las diferencias que han tenido, está demostrando que la familia está por encima de todo. Me alegro por Ana María que haya entrado con esa fuerza y esa energía. Y que se vuelvan a retomar esas conversaciones».

Las conversaciones a las que ha hecho alusión Antonio David Flores tienen como eje principal a Rocío Jurado. «Yo sé que esta familia tiene una mano muy grande que la protege», afirmaba Ana María en clara referencia a la ‘Más grande’.

«Muy contentas»

Ana María Aldón agradece acercar posturas y ha señalado que esta nueva situación gustará a su marido: «No te puedes imaginar lo feliz que puede estar mi marido ahora mismo. Y yo feliz también».

Durante una conexión en directo con el programa, Ana María y Rocío se mostraban muy felices de haber retomado la relación: «Estamos muy contentas». Respecto a si su distanciamiento se había debido por la amistad que la joven había mantenido con José Antonio Aviles, Ana María respondía de la siguiente manera: «Rocío es una mujer, no es ninguna niña y ella toma sus propias decisiones. Otra cosa es que la persona que tenga al lado le coma un poco la oreja. En las mejores familias cuecen habas».