Bertín Osborne se ha convertido en el protagonista de ‘Hormigas Blancas’, donde se recordó la relación complicada que tenía con su padre.


Bertín Osborne se ha convertido en el protagonista del último programa de ‘Hormigas Blancas’. Es uno los rostros conocidos de la televisión y triunfa con su programa, ‘Mi casa es la tuya’, donde entrevista a famosos, a los que consigue sacar algunos episodios de su vida desconocidos por la mayoría de los teleespectadores.

Sin embargo, ahora le ha tocado a él. Y es que en el programa ‘Hormigas Blancas’ han hecho un repaso de su vida. Su carrera y también algunos aspectos personales como sus relaciones sentimentales o familiares. Y es que se ha hablado en este programa de qué tipo de relación tenía con su padre, Enrique Ortiz, con el que Bertín mantuvo una relación distante durante un tiempo.

«Bertín y su padre tuvieron una relación complicada porque él fue muy rebelde en su adolescencia. Al final, el padre lo echó de casa y tuvo que irse a vivir con una de sus tías», explicaba Cristina Cifuentes sobre el motivo que llevó a padre e hijo a iniciar una relación complicada.

Foto: Gtres.

Desde ese momento, la relación entre padre e hijo fue distante e incluso complicada. No se hablaban e incluso en los eventos familiares que tuvieron durante unos años, su padre no estuvo presente. En la boda de Bertín Osborne con Sandra Domecq, con la que tuvo a sus tres hijas mayores, Alejandra, Eugenia y Claudia, su padre no estuvo presente, haciendo más que evidente que la relación entre ellas no estaba en su mejor momento.

Él mismo comentó en alguna ocasión que no era necesario invitarlo: «Mi padre dice que no le invité a mi boda, pero a los padres no hace falta invitarlos». Sin embargo, a lo largo de los años, Bertín pareció arreglar las cosas con su padre. De hecho, en 2006, cuando el presentador ya mantenía una relación con Fabiola Martínez, padre e hijo se dejaron ver juntos por las calles de Marbella.

Tres años después, Bertín Osborne y Enrique Ortiz aparecían junto en la presentación de un disco. El presentador de televisión mostraba la buena sintonía, recuperada unos años atrás, con su padre, al que ayudaba a caminar. Además, Bertín parecía estar muy orgulloso con haber arreglado el conflicto con su padre.

Consiguieron arreglar las cosas con el paso de los años

Foto: Gtres.

El programa ha repasado su vida, pero ha habido una comentarista del programa que era muy dura con Bertín Osborne. Se trataba de Mila Ximénez, que hizo varios ataques que no podemos pasar por alto. El documental rememoraba su trayectoria como cantante y sacaba a relucir la rivalidad que pudieran tener en el pasado con Julio Iglesias.

La colaboradora recalcaba que lo que iba a decir algo que sabía «iba a sentar fatal»: «Con respecto al talento, ninguno de los dos está sobrado». Siempre sin pelos en la lengua, iba más allá en sus manifestaciones y también cuestionaba su saber estar en el escenario: «Los dos parecen un tótem. No tienen ninguna gracia».

Mila quiso matizar ciertos detalles, explicando que Julio ha tenido durante toda su vida una «disciplina férrea» sometiéndose con rigurosidad a todas las exigencias que le han llegado desde su productora gracias a lo cual se ha convertido en uno de nuestros artistas más internacionales. «Bertín llegó lejos, pero no tenía esa capacidad». Explicaba que él no estaba dispuesto a renunciar a tantas cosas como lo hizo en su día Julio.

Asimismo, no le ha gustado a Mila ver ciertos comentarios con tintes machistas de Bertín vertidos en diversos programas por los que recibió en su momento muchas críticas. «Se me estaba poniendo el estomago aquí viendo esto». Ha afirmado que a Bertín se le ponía «cara de idiota» con estas manifestaciones. Defendía rotunda lo siguiente: «Lo que me molesta es que encima, cuando Bertín va a un plató, babean todas. Se le admite cualquier tipo de broma». Añadía que estaba hablando de profesionales sobradamente reconocidas de la talla de Terelu o María Teresa Campos.

Le dedica unas bonitas palabras por su labor como presentador

A pesar de haber sido crítica en estas cuestiones, Mila confesaba que le encanta como presentador. Alababa que hubiese sabido reinventarse a lo largo de su vida y que todo lo que ha llevado a cabo ha sido «mucha dignidad». Ha destacado que ha aportado a la televisión «frescura» algo que faltaba en el medio hasta que él llegara porque todo esta muy «encorsetado».«A mí presentando me parece fascinante», indicaba. Al igual que ha elogiado su faceta paternal: «Bertín el papel de padre lo ha bordado».