La historia entre Kiko Jiménez y Estela Grande no hay quien la entienda. Ambos entraron en la casa profundamente enamorados de sus parejas –Sofía Suescun y Diego Matamoros– y los dos hablan de ellos como si todo fuera sobre ruedas, pero lo cierto es que cada día están más cerca y que el ‘feeling’ que hay entre ellos dentro de la casa de ‘GH VIP’ ya ha traspasado los muros de su hogar temporal, las pantallas y el límite de la paciencia de quienes les esperan (o esperaban) en plató.

Makoke sorprende y defiende a Diego Matamoros tras la traición de Estela Grande

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Así nos entretenemos en Guadalix 🤪❤️ @estelagrande @ghoficial #GHVIP24S

Una publicación compartida de Francisco Jimenez (@kikookiko) el

Anoche, la modelo y el tronista dieron un paso más en su cada vez más íntima amistad y decidieron compartir colchón, pasando su primera noche juntos. Teniendo en cuenta lo mal que sentó al hijo de Kiko Matamoros el breve paso de su mujer por la cama del ex de Gloria Camila a modo de saludo una mañana de hace solo unos días, la última aventura de los concursantes podría saldarse con una ruptura, un divorcio y muchas, muchas lágrimas.

Está previsto que Sofía Suescun entre en la casa de ‘Gran Hermano’ para tener un cara a cara con quien según ella misma ha dicho «ya no es su novio». Teniendo en cuenta que durante su curva de la vida Kiko aseguró delante de toda la audiencia que tenía claro que la hija de Maite Galdeano era la mujer de su vida, lo que ocurra cuando esta le de la triste noticia parece estar teñido ya por el drama.

Kiko Jiménez confiesa que su relación con Sofía Suescun está destinada al fracaso

Por su parte Diego Matamoros ha decidido dejar de defender a su esposa durante las galas. Aunque él no ha sido tan radical como la Navarra a la hora de tomar una decisión que pueda condicionar para siempre el futuro de su matrimonio, su incomprensión primero y su silencio después tras ver las actuaciones de Estela parecen ser el mejor indicador de lo que se avecina.