Sandra Crespo se hizo famosa en 2004 cuando participó en la sexta edición de ‘Gran Hermano’ y comenzó una relación sentimental muy polémica con otro concursante llamado Miguel Carpio. Su noviazgo no llegaría a buen puerto y tiempo después, esta asturiana de 43 años reconvertida en colaboradora de televisión, conoció a Jesús González, otro rostro que se hizo popular por ser el azote del clan Pantoja, después de que trabajara durante años para la tonadillera.

Tras tres hijos en común y nueve años de felicidad, la pareja se ha separado y la vida de Sandra Crespo se ha convertido en un “auténtico infierno”, tal y como ella desvela en exclusiva a SEMANA.

Su historia es la de un juguete roto que, sin apoyos de esos que un día eran sus amigos en un plató de televisión, se enfrenta a una situación económica devastadora. Le han cortado el agua, próximamente la electricidad y su lucha legal con un ex que, según la propia Sandra Crespo, trata de asfixiarla, le ha dejado hundida.

1Sandra, cuéntanos el calvario que estás viendo.

Hace seis meses me separé y desde entonces mi vida es un desastre. Ahora he recibido un requerimiento de mi ex en el que nos dicen que tengo 10 días para abandonar la casa en la que vivo con mis hijos de once, seis y tres años. En el caso de no hacerlo seremos desahuciados. Soy una mujer luchadora, pero mi vida a día de hoy es un infierno. (Llora).

2¿Cuánto dinero debéis de alquiler?

El contrato está a nombre de mi ex, porque quiero dejar muy claro que no estamos casados. Actualmente, debe 9.600 euros entre alquiler, luz y agua. El juez hace seis meses le obligó a irse de la casa por una denuncia que le puse en el Juzgado de Violencia sobre la mujer Nº 1 de Benidorm. El juez a mí me permitía quedarme en el domicilio al tener la custodia de mis tres hijos.

3¿Tenéis luz y agua?

Desde hace unos días mis hijos y yo vivimos sin agua porque nos la han cortado y lo siguiente será la electricidad. Las asistentas sociales están intentando que nos vuelvan a activar el suministro porque así no podemos vivir. He tenido que denunciar por lo penal al casero porque el agua y la luz está a su nombre y no puede cortarlo sin una orden judicial.

4¿Cómo es tu día a día?

Lo primero que hago es llevar a mis hijos al colegio después de ir a casa de mi madre para que se duchen y vayan limpios. El resto del día lo paso en los juzgados arreglando papeles. Intento que mis hijos sigan su rutina y les llevo a pintura y a baile y se hace cargo mi madre.

5¿Tu ex, Jesús, os ayuda económicamente?

Me pasa una manutención mínima de 180 euros por niño que en total son 540. Aunque hay algún mes que no lo cumple. Además cobro una ayuda de unos 500 euros.

6¿Tienes trabajo?

No. Mi sueño es marcharme de Alfaz del Pi para irme a una capital. Yo hablo cuatro idiomas, soy diseñadora de moda y sé corte y confección. Aquí mi única salida es trabajar en hostelería. Ahora mismo entre mis hijos y la situación que tengo no puedo trabajar.

7¿Por qué te has separado de Jesús González?

Me denunció para pedirme la custodia de mis hijos y me pide que me vaya de casa. Yo también le denuncié y presenté una serie de pruebas para demostrar la situación que vivíamos en casa. Debido a esto el juez le obliga a abandonar la casa. Vino a recoger su ropa con la policía y desde ese momento comenzó una guerra. Me dejó sin dinero, sin coche y dejó de pagar la casa. Yo he aguantado mucho por mis hijos hasta que no he podido más porque las discusiones eran continuas.

8¿Su familia se ha puesto en contacto contigo?

No, la realidad es que no se han interesado mucho, pero también es verdad que él consiguió que rompieran la relación conmigo cuando se enteró de que quería contarles la situación en la que vivía.

9¿Cómo era el Jesús que conociste hace años?

Yo conocí a Jesús en Madrid el día de mi cumpleaños. Al principio no me gustó, pero luego reconozco que se lo curró hasta que me ligó. No me gustaba porque era un personaje televisivo que se dedicaba a hablar de Pantoja. Antonio David siempre me dijo que tuviera cuidado de donde me iba a meter y otro que también me lo dijo fue Iker Casillas.

10¿Has llegado a tener miedo?

Cada día más porque he tenido que denunciar hasta lo que pone en sus estados de Whatsapp. Ha llegado a tener una orden de alejamiento de 300 metros que ya le han retirado y que he tenido que recurrir. Tenemos varias denuncias pendientes. Me quiere ver hundida y quitarme a mis hijos y no lo voy a consentir. Se ha llevado el libro de familia y los pasaportes. Se ha llevado hasta la llave del buzón. Me lo ha quitado todo. Empeñó hasta un reloj caro de mi padre que menos mal que he podido recuperar.

11¿Estás recibiendo terapia?

Acudo a una Asociación que se llama Mujeres con voz que me está ayudando a todo. Voy a empezar a ir al psicólogo y dos días a la semana voy a clases de baile que me regala la profesora porque me ve destrozada. Es lo único que me distrae, el baile y la pintura.

12¿Qué te dice tu familia?

Mi familia está fatal. Mi padre ayudó a mi ex para que dejara de ser camarero y fuera representante de futbolistas. De todos modos, hay muchas cosas que aún no he podido contarles. Psicológicamente estoy muy tocada. (Llora).

13Además de tu familia, ¿de quién más recibes ayuda?

Una amiga mía me ha ayudado a pagar el abogado. No me gusta pedir dinero pero no tuve más remedio.

14¿Qué has hecho con el dinero que ganaste en televisión?

Yo gané muchísimo dinero, pero en todos estos años ha volado. Me volvieron a llamar para ir a programas pero lo rechacé porque quería evitar que salieran cosas del pasado de mi ex y así limpiar su imagen. Lo hice porque él ganaba bastante y no nos hacía falta. Ahora soy un juguete roto por todo lo que me ha pasado.

15¿Te ha dado mucha gente la espalda?

Sí, pero no los voy a nombrar. Hablo de personas conocidas. No les deseo el mal pero creo en el karma. He llamado llorando a estas personas y ni me han escuchado.

16¿Sigues teniendo contacto con gente famosa de tu época televisiva?

Me hablo con algunos compañeros de mi edición de Gran Hermano. Sigo teniendo contacto con Marta López y también he hablado hace un par de meses con Mercedes Milá para pedirle ayuda y me ha tendido su mano porque es una mujer muy generosa. De la gente importante con la que me relacionaba en mi etapa de televisión no me queda nadie.